CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - En medio de la consternación que provocó el accidente aéreo ocurrido en cercanías del aeropuerto de Esquel en la noche de este martes, en el que perdieron la vida un médico y un enfermero -encontrándose graves el piloto y copiloto de la aeronave-, este miércoles se conoció la historia de los tripulantes del avión sanitario que estaba por aterrizar para poder trasladar desde esa ciudad de Chubut a Buenos Aires a una nena de 3 años en grave estado de salud. 

Los cuatro protagonistas de la tragedia que sacude a Chubut son un médico y un enfermero, víctimas fatales del accidente, y el piloto y copiloto de la aeronave, que luchan por si vida. El primero de ellos será trasladado al Hospital Austral de Buenos Aires, tal como informó ADNSUR. 

De acuerdo al registro de la ANAC, el avión pertenece a la empresa Cabiline, compañía que estaba autorizada para transporte aéreo sanitario, aunque en el listado de empresas Regulares y No Regulares, al 4 de marzo, figuraba como “empresa vencida y/o suspendida transitoriamente”. Según pudo saber EQSNotas, el avión había sido vendido recientemente a MD Fly.

RAMIRO BASSI: médico cardiólogo aeroevacuador

El médico Federico Bassi, de 44 años, cumplió con el envío de de la información a la familia de su próximo destino de aeroevacuación sanitaria anunciando el vuelo a Esquel, el último de su vida.

La historia de los cuatro tripulantes del avión sanitario que se precipitó en Esquel

En su Twitter se describía como: “Padre, médico cardiólogo, aeroevacuador y buzo. Me gusta el tenis y viajar. Escucho a Bruce Springsteen y a Billy Joel”, había escrito en esa red social el profesional médico que era oriundo de Bahía Blanca pero vivía en Bernal, sur del Gran Buenos Aires.

Desde hace 15 años ejercía como cardiólogo de la Unidad Coronaria del Sanatorio Modelo de Quilmes y desde el 2007 también se desenvolvía en el Hospital Argerich.

Además de su pasión por la medicina, a Bassi también le fascinaba volar. Fue así que obtuvo un grado en Evacuación Aeromédica en el Instituto Nacional de Medicina Aeronáutica y Espacial.

Al igual que los otros tres tripulantes del trágico vuelo, formaba parte de la empresa MD Fly, una compañía que brinda el servicio de Ambulancias Aéreas y Escolta Médica en el país desde 1995.

PATRICIO WALMSLEY: enfermero

Vivía en la localidad de Tigre y también era un apasionado por su trabajo. Viajó alrededor del mundo para ayudar en distintas causas. Para muchos era uno de los destacados en la Aeroevacuación médica argentina.

La historia de los cuatro tripulantes del avión sanitario que se precipitó en Esquel

Walmsley era enfermero aeroevacuador desde 2009 y con el tiempo se especializó en enfermería pediátrica.

Entre 2013 y 2018 formó parte de las organizaciones Médicos Sin Fronteras y Save The Children y trabajó en zonas como Haití, República Centroafricana, Níger, República Democrática del Congo.

También trabajó dos años como enfermero supervisor clínico de la Unidad de Salud de Emergencia de Save The Children en Reino Unido pero decidió regresar a su país.

MARIANO LA TORRE: piloto de avión

El piloto tiene 36 años y  lleva más de diez años de experiencia. Es el hijo de Gustavo La Torre, quien es el actual director Médico de la empresa MD Fly. En Esquel, su padre lo calificó como un piloto avezado con más de 3000 horas de vuelo sumadas a pesar de ser muy joven.

Mariano atraviesa una situación muy compleja de salud con quemaduras importantes y golpes que lo llevan a permanecer en terapia intensiva. Su padre llegó este mediodía a Esquel para trasladarlo a Buenos Aires, lo que ocurriría en las próximas horas ya que habría sido compensado. 

MARTÍN GAMBOA: copiloto de la nave 

De ser agente de ventas definió hace varios años dedicarse a su verdadera pasión: la aviación. En 2011 se recibió como piloto y entre 2012 y 2018 fue instructor en la Escuela de Vuelo Fly Tango. Desde ese año forma parte de la empresa MD Fly.

Su estado también es crítico y la mirada de las autoridades de salud locales en relación con ambos es que deben permanecer un par de días más internados para estabilizarlos y luego pensar en su traslado.

Los cuatro tripulantes del avión sanitario viajaban a Esquel para efectuar el traslado de una niña de 3 años llamada Jazmin Amelie Serna Torres, de solo 3 años. La pequeña padece un edema pulmonar y también tiene un problema cardíaco congénito e hidrocefalia. Fue operada a los cinco meses de su nacimiento y viaja periódicamente a Buenos Aires para recibir atención médica.

Fuentes: EQS/La Nación e Infobae