Una pareja de tucumanos decidió cumplir el sueño de su vida a a bordo de un fitito, al cual bautizaron "Coco" y con el cual, habiendo partido desde su provincia, llegaron hasta Ushuahia.

Se trata de Noemí Pérez y Pablo Tannuré, quienes desde La Rioja afirmaron, en diálogo con Jornada, que "es nuestro único auto y con él ya viajamos a muchísimos lugares y nos encanta. Es otro viaje".

"Viajar al ritmo del paisaje", es la frase con la cual definen su ritmo de viaje, limitado por las características del antiguo automovil. Sin embargo, la mística que guardan los autos de su tipo produce que mucha gente pare a la pareja para contarles historias de cuando ellos también tenían un Fiat 600.

Junto a Coco llevan ya 11.500 kilómetros recorridos, y actualmente se encuentran en Villa Unión, La Rioja, a pocos kilómetros de su hogar.

Al ser consultados sobre qué etapa de su viaje los marcó más, ambos aseguraron que "fue tener que hacer el cruce a Ushuaia en ferry".

Y agregaron: "La reacción de la gente y de los operarios fue muy graciosa. Estábamos con nuestro Fito en una balsa gigantesca, entre colectivos y camiones".

Lo más curioso de su viaje es que no lo hacen solo con un fitito, sino con uno y medio. Por extraño que parezca, adaptaron la parte delantera de uno de estos autos para usarlo como trailer, donde llevan repuestos, herramientas, una carpa y bolsas de dormir.

Para seguri el viaje de Noemí y Pablo se los puede seguir en Instagram, en su cuenta @losviajes.decoco

Del Instagram de losviajes.decoco
¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!