RAWSON (ADNSUR) - En la provincia del Chubut hay 240.000 teléfonos celulares activos, que permiten analizar si sus propietarios se quedan quietos en sus casas o si están en movimiento, a partir de información que queda plasmada en una plataforma que utilizan tanto el gobierno nacional como los gobiernos provinciales. Estos datos se vuelcan en un índice que va de 0 a 1, que sería el equivalente al 100 % de movimiento de todos los habitantes, y marcan que en Chubut la gente se mueve más que en las provincias vecinas e incluso muy por encima de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con un promedio superior al del resto del país.

No se trata de una opinión, sino de fríos números estadísticos: los vecinos de Chubut se mueven por encima de la media nacional e incluso más que sus provincias vecinas, según estos indicadores que marcan cuando el propietario de un aparto celular salió de su lugar de aislamiento. Los valores no dicen por cuánto tiempo (puede ser un ratito para ir al mercado o al médico, o varias horas para ir a trabajar) ni por qué distancia (ya que podría ser una cuadra o muchos kilómetros), sino que simplemente marcan que alguien se alejó de su casa por más de media hora.

Día tras día, en el Ministerio de Seguridad de Chubut se analiza la información que surge de esta plataforma con la que hay un convenio de confidencialidad, porque se trata de datos que son sensibles, aunque, según explicó el subsecretario de Seguridad Informática, Federico Pérez Mariani, “no atentan contra la privacidad ya que no son personales, sino que se trata de flujos globales, y no se permite ver la individualidad de ningún aparato”.

Los datos se toman en base a los teléfonos activos que hay en Chubut y allí surge lo que se llama el Índice de Movilidad Ciudadana, que es “una herramienta analítica para la toma de decisiones en políticas publicas respecto a la pandemia”, ya que “arrojan la matriz de flujo de movimiento, índices de desplazamiento relativo o absoluto”, indicó el subsecretario. Desde el gobierno chubutense remarcaron que estos datos son los mismos que utiliza el gobierno nacional y a los que se refirió el presidente Alberto Fernández en el último mensaje, al hablar de la movilidad en el país.

Los especialistas en informática tienen una metáfora en su jerga para definir cómo trabajan estos datos: hablan del “camino de Hansel y Gretel”, con lo que se refieren a que el sistema captura cada 30 minutos “las migas que va dejando un teléfono que está en movimiento”.

La gente en Chubut se movió más que en el resto del país durante la cuarentena y Comodoro tuvo valores muy altos en los últimos días

El sistema tiene diseñado un algoritmo que surge del cruce de las celdas que busca el aparato móvil para conectarse. Lo que hace cada célula es calcular, en base a un factor de demora de respuesta, la distancia a la que está cada teléfono de esa célula. “Si el celular no se mueve, la distancia no varía, y la célula informa que ese aparato está quieto, y esto se mide en un eje que va del 0 al 1”, explicó Mariani a ADNSUR.

Dicho de otra manera, el 0 es un número ideal de todas las personas estáticas, y por contrapartida, el 1 sería equivalente al 100 % de todas las personas en movimiento y saliendo a la calle, lo que en cuarentena sería el peor escenario de movilidad completa. Estos índices están medidos en grandes flujos de los teléfonos celulares que marcan toda una ciudad, o toda una provincia, no se subdividen por barrios o zonas.

DATOS PROVINCIALES

Si se analizan los datos de movimiento de los residentes en Chubut desde el inicio de la cuarentena en marzo hasta la actualidad, que se pueden ver en el primer gráfico de la nota, la línea roja marca que Chubut está por encima del índice nacional que figura en azul, y que es de 0,42, y también un poco por arriba de Río Negro (en verde) y con mayor diferencia aún respecto a Santa Cruz (en violeta), dos provincias con mayor número de casos de contagio, pero menor movimiento de gente.

El cuadro muestra además de manera muy clara algo que a priori podía ser sorpresivo: hay una diferencia abismal con el movimiento de la población de la Ciudad de Buenos Aires (se muestra en color amarillo), que en comparación con el total de sus habitantes, tiene un índice por debajo del 30 % de movilidad en promedio. Esto quiere decir que más del 70 % de los porteños está cumpliendo con el aislamiento, a diferencia de lo que ocurre en Chubut, que tiene un promedio del 0,50 y la semana pasada llegó mostrar un número de 0,61, lo que quiere decir que apenas el 39 % de su población estuvo todo el día en sus casas, mientras que el resto salió del domicilio por un lapso de tiempo.

La gente en Chubut se movió más que en el resto del país durante la cuarentena y Comodoro tuvo valores muy altos en los últimos días

Como es lógico, el cuadro muestra que hubo una merma impresionante de la movilidad cuando se decretó la cuarentena a nivel nacional en marzo y ahora se ve que en los últimos días la curva como empieza a subir, porque la flexibilización permitió actividades que antes están prohibidas.

El pico de Chubut fue la semana anterior, y en el gobierno remarcan que fueron los días posteriores al fallo en que se hizo lugar a los los hábeas corpus, donde se observó un relajamiento por parte de la sociedad. Entre el 21 al 24 de marzo, el Índice de Movilidad en toda la provincia fue de 0,61 y en cambio, cuando empezó la cuarentena, la media era de apenas 32 % de movilidad. Para tener en cuenta, a nivel nacional el índice promedio un día de semana es 0,42, lo que quiere decir que el 58 % de los argentinos permanece en sus hogares sin salir para ningún tipo de trámite.

Estos datos muestran que Chubut –a pesar de estar hasta aquí con calores de contagios bajos- es la que tiene mayor movilidad, la gente sale más de su aislamiento que en Santa Cruz y Rio Negro. Pero, según explicó Mariani, “se trata de un movimiento controlado, es decir que, a diferencia de otras provincias, se mueve por un permiso de circulación o autorizaciones. Se trata de vecinos chubutenses que tienen más movilidad, pero que está justificado y controlado”.

DATOS POR CIUDAD

El informe al que accedió ADNSUR también hace un comparativo entre las cinco ciudades más pobladas de la provincia, y muestra que hasta la semana del 20 de abril, tanto Trelew, Rawson, Esquel, Comodoro Rivadavia e incluso un poquito por encima Puerto Madryn, venían registrando un movimiento bastante parejo del orden del 0,50, pero que en los días posteriores al fallo judicial que anuló las resoluciones del Ministerio de Seguridad, se observa especialmente en Comodoro Rivadavia un relajamiento que llevó el movimiento a picos muy altos tratándose de la cuarentena.

La gente en Chubut se movió más que en el resto del país durante la cuarentena y Comodoro tuvo valores muy altos en los últimos días

La línea azul del segundo cuadro marca el índice de la ciudad petrolera, que los días 22, 23 y 24 de abril llegó a 0,82, lo que quiere decir que 8 de cada 10 residentes en la ciudad con su teléfono celular activo, salieron de sus casas al menos un rato. También se puede hacer otro tipo de análisis que marca que Comodoro Rivadavia y Puerto Madryn tienen mayor actividad industrial, a diferencia del resto de las localidades donde el mayor peso lo tienen la administración pública y la actividad comercial, ambas muy restringidas por el aislamiento obligatorio.

Lo concreto es que durante la semana anterior, entre el 21 y el 28 de abril, la ciudad de Comodoro Rivadavia arrojó valores muy por encima del resto de las ciudades, incluyendo el fin de semana. Los gráficos muestran de qué manera la movilidad baja los domingos, marcados con una flecha, donde desciende al 0,30 en general en Chubut y en las principales ciudades. En los últimos días, presenta un poco más de movimiento la ciudad de Puerto Madryn, mientras que Rawson claramente es el municipio con mayor quietud dentro de los cinco grandes.

Seguramente estas cifras se irán actualizando desde el próximo martes, día en que la provincia autorizó a los locales comerciales a comenzar a atender al público. El dato a tener en cuenta es que, hasta aquí, el índice de 0,50 se correspondería con el ordenamiento de la finalización de los DNI, de acuerdo a si son pares o impares, lo que divide la salida de la población de sus hogares por mitades.