COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Según el informe al que tuvo acceso ADNSUR, entre marzo y enero de este año, los precios de la Canasta Básica de Alimentos tuvieron un incremento promedio del 4,1% en Comodoro Rivadavia, ubicándose en un valor de 28.268,06 pesos, lo que representa más de 1.000 pesos de incremento en relación a los 27.167,26 que se habían medido en el primer mes de este año. Los saltos más significativos se registran en el rubro “Verduras y legumbres”, con un  11,6%; “Frutas”, con un 11,3%; y “Bebidas”, con un 13,1%. El trabajo fue elaborado por la cátedra de Finanzas Públicas, de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de la Patagonia y coordinado por el contador y docente universitario César Herrera, quien brindará el próximo 29 una charla abierta y gratuita sobre opciones económicas para la región.

Los incrementos de precios no se detienen, pese al optimismo del gobierno nacional de que logrará controlar la inflación y reducirla a “un dígito” en el segundo semestre del año en curso. Desde el Centro Empleados de Comercio se calculó la semana pasada que la inflación en la región ronda el 60% desde antes de las elecciones de octubre hasta el presente, cuando ilustró sobre el impacto de la crisis en el mercado laboral de ese sector en la ciudad.

En continuidad con aquella perspectiva, los precios continúan subiendo, pese a que la macroeconomía y los sectores más concentrados ya obtuvieron lo que reclamaban: las retenciones al agro y la eliminación del cepo cambiario fueron las primeras promesas cumplidas por Mauricio Macri, mientras que el dólar se estabilizó en la franja de 15 pesos y la demanda cae por consecuencias lógicas del menor poder adquisitivo (suba de tarifas mediante, además de negociaciones paritarias por debajo de la evolución del costo de vida), combinado con la suba de precios y la incertidumbre laboral en más de un hogar, en tanto la crisis petrolera golpea cada vez con más fuerza a la región.

Si bien en menor magnitud que los saltos anteriores, lo cierto es que en el primer trimestre los precios continuaron en ascenso. Son llamativos los casos de la carne, que mantuvieron una suba del 2,4%, pese a que incluso desde la conducción nacional de la Sociedad Rural se denunció que este tipo de subas obedece a maniobras especulativas de los sectores de comercialización, ya que los precios al productor no variaron e incluso los valores de Liniers se redujeron en enero, tras la incertidumbre generada por el extenso proceso político del año pasado.

En los gráficos adjuntos se aprecia las variaciones porcentuales y el gasto mensual que representa cada rubro, para una familia tipo, compuesta por dos adultos y dos hijos (adolescente y niño o niña).