CALETA OLIVIA (ADNSUR) - Una joven estudiante hizo pública una denuncia por abandono por parte de la Caja de Servicios Sociales (CSS) de Santa Cruz. Aseguró que le niegan la derivación y la rehabilitación, luego de que el equipo del Hospital trabajara para que ella pudiera oír.

“Mi nombre es Luciana Lozano. Solicito se dé continuidad al implante Auditivo sofhono que me realizo a través de una intervención quirúrgica en los dos oídos, es decir, bilateral, en el mes de mayo de 2019 del lado derecho y en el mes de septiembre de 2019 en el oído izquierdo me opero el doctor Diego Marcomini", explica la joven. 

"Gracias al Ingeniero Matias Cini y su equipo, quienes venían haciéndome las calibración; hoy me coadyuvaron al desarrollo de la Competencia Comunicativa Genética por padecer “Síndrome Treacher Collinns. Soy persona mujer, joven y alumna universitaria a pesar de que este proceso me impidió continuar mis estudios universitarios dos años consecutivos", lamentó Luciana y pidió "la continuidad del proceso de rehabilitación con mi equipo antes mencionado (Ingeniero Matias Cini) porque es mi derecho que hasta el día de la fecha me niegan, sometiéndome a la incertidumbre de no saber que va a suceder con mi calibración rehabilitación auditiva ... con tratamiento e intervención de otros profesionales como fonaudiólogo, rehabilitadora ...psicólogos etc".

La Caja de Servicios Sociales ahora le niega la derivación y rehabilitación a una joven con discapacidad

"Solicito y exijo en pleno uso de mis facultades y derechos que se haga lugar a mi derivación negada por la sede Caleta Olivia y Río Gallegos de la Caja de Servicios Sociales. Tal como se lo expresé al interventor, Esteso Federico y Mirta Fernández, que son los encargados de negarme todo. Me pregunto hasta cuándo van a lesionar mis derechos y si ellos no son Profesionales Especialistas en mi Patología como para negarme la continuidad del tratamiento. Accedí a la cirugía por presentar a través de la Defensoría un Recurso de Amparo.... para esta segunda etapa tengo que seguir recurriendo a la Justicia ... No me parece justo", expresa la joven santacruceña, quien reclamó su derivación "urgente", según publica diario Nuevo Día. 

Cabe recordar que la CCS fue fuertemente cuestionada luego de negarle la derivación a una joven con síndrome de Down que luego terminó muriendo, lo que consternó a la comunidad y a familiares y amigos de la víctima, que reclamaron en el edificio de la obra social. 

Se trata de Griselda Cortes, quien estaba en Río Gallegos y había sufrido dos infartos. Su familia quería derivarla a Buenos Aires pero la Caja de Servicios Sociales de Río Gallegos se oponía. Un juez ordenó su derivación, pero falleció durante su traslado.