ESTADOS UNIDOS - La caída de dientes sin dolor ni sangre empiezan a conformar un cuadro preocupante de pacientes con graves secuelas del coronavirus. 

Varios afectados, con y sin antecedentes de problemas bucales, han presenciado una pérdida inesperada de piezas dentales, informa The New York Times.

Entre ellos, una mujer de 43 años de edad con problemas bucales previos al contagio con el coronavirus, y un niño de 12 años, sin antecedentes.

Los expertos señalan que es extremadamente raro que los dientes salgan de sus alvéolos, de acuerdo con las declaraciones al medio de David Okano, periodoncista de la Universidad de Utah, Estados Unidos.

Aunque esto podría estar relacionado con enfermedades subyacentes o una de las secuelas que arrastran los casos de COVID-19 prolongado: problemas de coagulación.

Según William W. Li, presidente y médico director de la Angiogenesis Foundation (EEUU), a The New York Times, que la caída de los dientes tenga lugar sin sangre —lo que es bastante inusual, apunta— podría estar estrechamente relacionado con un problema en los vasos sanguíneos de las encías.

En esta misma línea, verse afectados los vasos sanguíneos podría explicar por qué no sientes dolor cuando los dientes se caen.