El video es impactante. Greta está esperando poder cruzar la avenida José Ingenieros en el ingreso a Kilómetro 5. Pasa un auto, pasa otro, y cuando no viene ningún más cruza la calle, pero de repente aparece en escena un Fiat Palio gris que la atropella a pesar que el conductor intentó esquivarla. Greta vuela literalmente y cae al piso. El conductor se da a la fuga en esa noche de abril. Eran las 20:20 hs.

Maria Florencia Saavedra

En una semana se cumplirá un mes del accidente ocurrido en Kilómetro 5. Afortunadamente Greta Beltrán Saavedra (15) está bien, y por estos días volvió a tomar las clases de piano que tanto le gustan. 

Todavía tiene dolor en el brazo derecho, temor de salir a la calle, pero también la esperanza de que encuentren a quien la atropelló, así de alguna forma se hace justicia, aunque a priori parezca algo complejo. 

Acompañada por María Florencia Saavedra, su madre, y Walter Beltrán, su padre, la estudiante de cuarto año del Colegio Universitario Patagónico (CUP), dialogó este martes con ADNSUR y contó lo que sucedió esa noche. “Yo salía de la casa de la chica que me da particular y sentí el golpe. Fue fuerte, muy sorpresivo, me aturdió mucho, no reconocía a nadie después, no podía ni abrir los ojos, como que quedas aturdida”, contó.

Cuenta su madre, a partir de testigos, que una enfermera que venía en otro auto fue la primera en auxiliarla. No solo se encargó de hacerle los primeros auxilios, sino que esperó a que llegue la ambulancia para que continúe su asistencia. 

“La enfermera cortó el tránsito, le hizo los primeros auxilios y cómo nosotros vivimos cerca, a 300 metros, nos llamaron por teléfono. A esa hora ya estaba la policía y estaban esperando la ambulancia. Ella estaba con mucho dolor, tirada en el piso. Cuando la ambulancia llegó el médico que la vio la examinó, le tomó la presión, le inyectó un calmante y nos dijo a nosotros que no la dejemos dormir, que como estaba consiente no necesitaba hacer más estudios. Entonces la trajimos a casa. Pensamos que había sido apenas un toquecito. Pero tenía la pierna súper lastimada, el brazo no lo podía mover, tenía un huevo en la cabeza, y al otro día en la mañana la lleve a la guardia de la Clínica del Valle”, contó.

Dice Florencia que en la clínica les dijeron “que prácticamente fue una aberración como la atendieron porque podía tener un derrame, roto un vaso, o cualquier cosa que le ocasionara un problema en la casa”.

La atropellaron en Kilómetro 5 y junto a su familia quiere encontrar al conductor que escapó del lugar

Los primeros días después del accidente la familia se centró exclusivamente en el estado de salud de la joven. A Greta la vieron clínicos, traumatólogos y otros especialistas para corroborar con estudios que estaba bien. Por suerte todo los exámenes salieron bien. Sin embargo, el dolor continuaba y Greta estuvo tres semanas sin poder mover el brazo, hacer la tarea ni tomar clases de piano. 

Cuando ya mejoró su familia decidió avanzar en la justicia para encontrar al conductor que huyó del accidente y la última semana realizaron la denuncia en el Ministerio Público Fiscal, en virtud que el informe de la Policía, solo dijo que fue un accidente leve, algo que las imágenes de video contradicen. 

“En el informe pareciera que fue un raspón”, dice Walter. “Vos lo lees y no dan ganas de investigar nada. Por eso después hicimos la denuncia para que se investigue y se pueda dar con el conductor. Pero la realidad es que tuvimos mucha suerte. Fortuna del lado de ella porque fue impresionante ver el video. Yo no pensé que era tan serio, las consecuencias podrían haber sido mucho peor. El conductor tuvo reflejos para esquivar y controlar el auto, pero no así para irse. Lo que destaco es la mala actitud de esa persona que es un peligro al volante, porque a todos nos puede suceder que tengamos un accidente, todos andamos en la calle, el peatón a veces también es imprudente, pero todos podemos ayudar, colaborar o asistir a la persona accidentada. Mínimo que la ayude para que no la atropelle el auto que viene atrás”, reclamó el padre con entereza.  

Florencia, ante está situación pide que haya justicia. “Queremos que la ley actúe con el peso que cae para este caso. Si el fiscal determina que la persona tiene que hacer un curso de rehabilitación o que tiene que hacer tareas comunitarias será eso, pero también que no maneje por un año porque lo que hizo fue bastante salvaje. Pero que algo suceda porque sino esto va a quedar como si nada hubiera sucedido”, dice la madre, preguntándose qué pasaría si Greta hubiera sufrido heridas graves o hubiese muerto. 

La atropellaron en Kilómetro 5 y junto a su familia quiere encontrar al conductor que escapó del lugar

La familia también pide que haya más controles de tránsito en el barrio, principalmente en esa avenida que es una ruta y conecta con el polideportivo, el club USMA, y el centro comercial del sector. “Queremos que en el barrio se tomen las medidas que haya que tomar, porque las imágenes de las cámaras son de lugares privados, y vemos mucho control en el Centro, con el estacionamiento medido, debe ser una gran fuente de recaudación, pero también tienen que controlar lo que tiene que ver con la vida humana”, reclamó.

Greta, por su parte, aún intenta superar lo ocurrido, algo que le cuesta bastante, según admitió. “Ahora estoy mejor, recién empecé a salir. Solo salía para hacerme estudios. Al principio me costó un poco porque anímicamente fue muy shockeante. Encima los primeros días tenía que estar en la cama, era re feo, encima la preocupación de la escuela. Recién ahora estoy retomando. Pero me da miedo, si voy a cruzar una calle puedo estar un montón de tiempo esperando. Tengo que ver que no venga nadie, nadie para cruzar. No está bueno”, dice la joven, esperando que ninguna otra joven deba atravesar esta situación, mucho menos con un conductor que se dé a la fuga, sin importarle ni un poco la vida humana.