BUENOS AIRES (ADNSUR) - Una mujer oriunda de República Dominicana fue este viernes a un Centro de Salud de Batán por un dolor de panza. Ni bien fue atendida, explicó que podía tratarse de un problema intestinal pero en realidad estaba en trabajo de parto. 

Daiana tiene 30 años y hasta instantes previos al nacimiento, la mujer negaba estar embarazada. “No puede ser, no puede ser”, repetía.

A las 11,40 nació por parto natural un varón que pesó 1,8 kg. Enseguida, el bebé estuvo en el pecho de su mamá y asistió una pediatra para chequear que todo estuviera bien. Pero inmediatamente hubo otra sorpresa. “Tengo ganas de pujar”, indicó la mamá.

La atendieron por un dolor de panza, se enteró que estaba embarazada y ese mismo día tuvo gemelos

La doctora tocó lo que suponía eran restos de placenta e identificó una bolsa. “Hay otro más le dije. Le rompí la bolsa y era otro niño”, relató la doctora al medio La Capital.

La insólita situación generó sorpresa en el centro de Salud. “Ella decía que tenía un dolor en el abdomen y contó que la venían estudiando por un problema intestinal. Quizás por algún motivo negaba el embarazo, no lo sabemos”, señaló la obstetra.

Y agregó: “Nosotros nos sorprendimos con el segundo nacimiento porque la panza parecía de un sólo bebé”. La mujer, que ya tenía otros dos hijos “colaboró un montón”