CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) volvió a recomendar a la comunidad no consumir productos que contengan dióxido de cloro o sustancias relacionadas (clorito de sodio, hipoclorito de sodio, lavandina) ya que no hay evidencia científica sobre su eficacia y el uso de estos productos podría ocasionar graves efectos adversos.

Recordó que la utilización de dióxido de cloro para el tratamiento de COVID-19 u otras enfermedades, no cuenta con estudios que demuestren su eficacia y no posee autorización alguna por parte de este organismo para su comercialización y uso.

En consonancia, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), emitió un documento sobre la posibilidad de efectos adversos que podría causar la ingesta del producto en cuestión.

Por ello, se recuerda a la población no utilizar productos no autorizados, ya que se encuentran fuera de lo establecido en la normativa vigente.

El comunicado de la ANMAT fue difundido luego de la polémica que generó el fallo del Juez Federal Subrogante, Javier Pico Terrero, quien había ordenado que se le administrara dióxido de cloro a un paciente con coronavirus luego de un recurso de amparo que presentó su familia ante la gravedad del paciente.

El hombre, identificado como Oscar García Rúa, recibió la sustancia y finalmente falleció este lunes en el Sanatorio Otamendi.

El nosocomio previamente había apelado el fallo judicial y se negaron a darle este compuesto químico como tratamiento alternativo al oxígeno. Más tarde se confirmó que el centro de salud no le administró el producto a García sino que lo hizo un médico externo al Otamendi.