Este sábado, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento de Brasil confirmó dos casos de “mal de la vaca loca”, en un matadero en Belo Horizonte y otro de Mato Grosso. Esta noticia, según informó el organismo oficial, ya fue notificada la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE). Esto derivó que Brasil -principal exportador mundial de carne- deba suspender temporalmente su exportación de carne vacuna a China.

“La medida, que entra en vigor a partir de este sábado, se llevará a cabo hasta que las autoridades chinas concluyan la evaluación de la información ya transmitida sobre los casos”, agregó en el texto el ministerio brasileño y remarcó que ambos casos se detectaron en vacas de desecho de edad avanzada.

“Estos son el cuarto y quinto caso de EEB atípica [encefalopatía espongiforme bovina] notificados en más de 23 años de vigilancia de la enfermedad. Brasil nunca ha registrado la ocurrencia de un caso de EEB clásico “, dijo el ministerio y detalló que el “mal de la vaca loca” ocurre de manera espontánea y esporádica y no está relacionada con la ingestión de alimentos contaminados.

“Todas las acciones de mitigación de riesgos sanitarios se concluyeron incluso antes de la emisión del resultado final por parte del laboratorio de referencia de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), en Alberta, Canadá. Por lo tanto, no hay riesgo para la salud humana y animal “, remarcó y sumó que la confirmación no cambia el estado del país como “riesgo insignificante de enfermedad”.

“La OIE excluye la ocurrencia de casos atípicos de EEB a los efectos de reconocer el estatus oficial de riesgo del país. De esta manera, Brasil mantiene su clasificación como país de riesgo insignificante para la enfermedad, no justificando ningún impacto en el comercio de animales y sus productos y subproductos “, reiteró.

Con información de La Nación