AFGANISTÁN (ADNSUR) - Una adolescente mató a tiros a dos combatientes talibanes e hirió a varios más después de que sacaran a sus padres de su casa y los asesinaran por apoyar al gobierno de Afganistán, afirmaron las autoridades.

El trágico suceso se dio cuando un grupo de insurgentes  irrumpió en una casa de una aldea en la provincia central de Ghor.

Los combatientes estaban buscando al padre de la joven Qamar Gul, dijo el jefe de la Policía local, Habiburahman Malekzada, a la agencia AFP.

Además de ser considerado el jefe de la aldea, el padre de la chica era partidario del gobierno, razón por la cual los talibanes fueron a su vivienda y lo arrastraron, amplió Malekzada.

Fue entonces cuando la esposa del hombre se resistió, y los combatientes no dudaron en matar a la pareja.

"Qamar Gul, quien estaba dentro de la casa, tomó un fusil AK-47 que tenía la familia y primero mató a tiros a los dos talibanes que mataron a sus padres. Luego hirió a algunos otros", aseguró.

De acuerdo a la palabra de distintos funcionarios locales, Gul tiene entre 14 y 16 años. Aunque pueda resultar extraño, afirman, puede pasar que muchas personas en Afganistán no conozcan su edad precisa.

Según trascendió, el acto de la joven pronto tuvo consecuencias: ataques a la casa. Sin embargo, algunos aldeanos y milicianos progubernamentales los expulsaron en medio de un tiroteo.

1TVNewsAF on Twitter

Gul y a su hermano menor fueron trasladados luego a un lugar más seguro por las fuerzas de seguridad afganas, confirmó Mohamed Aref Aber, portavoz del gobernador provincial.

Repercusiones

Apenas se difundió la noticia de la venganza de la hija adolescente, no tardó en multiplicarse en las redes sociales. Además, una fotografía de Gul con un pañuelo en la cabeza y sosteniendo un fusil se volvió viral.

En las redes se multiplicaron los comentarios. La mayoría, claro está, con palabras de "elogio" hacia la chica por su acto "heroico".

¡Felicitaciones a su coraje! Bien hecho ", escribió Najiba Rahmi en Facebook. "El poder de una niña afgana", calificó otra usuaria llamada Fazila Alizada.

"Sabemos que los padres son irremplazables, pero su venganza le dará una paz relativa", expresó Mohamed Saleh en su publicación.

Los talibanes, amplían, regularmente matan a aldeanos de quienes sospechan que son informadores para el gobierno o las fuerzas de seguridad, a pesar de acordar conversaciones de paz con Kabul.

Fuente: Clarín