CALETA OLIVIA (ADNSUR) - La jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez, contempla la posibilidad de pedir el descenso de un sumergible robótico para extraer partes del submarino ARA San Juan, que fue hallado hundido a más de 900 metros de profundidad. “Si se torna necesario, se podría hacer mediante el alquiler de un AUV, para extraer lo que sea difícil de periciar”, expresó Yáñez.

Jueza podría pedir que un robot extraiga partes del ARA San Juan

Jueza podría pedir que un robot extraiga partes del ARA San Juan

En cuanto al pedido de los familiares para que ordene la recuperación de la nave, la jueza dijo no haber hecho “un estudio de factibilidad” sobre las posibilidades y aclaró que “de necesitar contar con el submarino hay que hacer un estudio muy serio”. Aclaró: "no voy a avanzar en esto en tanto pueda tener la información con las imágenes”, reiteró la magistrada en declaraciones a Radio Nacional.

La jueza resaltó la importancia del hallazgo de los restos de la nave para dirimir responsabilidades en el hundimiento del submarino con 44 tripulantes a bordo, con el que se perdió contacto el 15 de noviembre de 2017 y recién fue encontrado el viernes último. Sobre ese aspecto, dijo que “es muy importante haber hallado la nave y ver cómo quedó; ya las imágenes no son poca cosa porque van a arrojar un mayor grado de certeza”.

Yáñez también dijo que el objetivo inmediato es llegar a una imagen 3D de los restos del submarino. “Vamos a tener que actuar con cautela, ver la posibilidad de obtener una imagen 3D una vez que contemos con la visualización de todas las imágenes obtenidas”, expresó la jueza, que en los próximos días se desplazará a Buenos Aires para chequear en persona el material registrado, una vez que sea enviado desde Sudáfrica por la empresa Ocean Infinity.

Por otro lado, la magistrada descartó las versiones sobre una demora deliberada en el anuncio del hallazgo del submarino. En ese sentido, aseguró que era informada todo el tiempo durante la búsqueda y que se enteró de que el ARA San Juan fue encontrado en el lecho marino antes que el ministro de Defensa, Oscar Aguad, y que el jefe de la Armada, el vicealmirante José Luis Villán. “Yo mantenía la fe en que lo podíamos encontrar y era la confirmación de algo que esperaba todo el mundo”, resaltó.