Los presidentes comunales de Telsen, Leonardo Bowman, y de Gastre, Genaro Pérez, manifestaron su rechazo a los pedidos realizados por los intendentes de Esquel, Sergio Ongarato, y de Rawson, Damián Biss, para que el Gobierno Provincial retire de la Legislatura el proyecto de zonificación minera en la Meseta del Chubut, como consecuencia de las tomas de los edificios de ambas Municipalidades por parte de grupos antimineros.

Bowman y Pérez son los presidentes de las Comunas Rurales cabeceras de los Departamentos Gastre y Telsen. Ambos son los incluidos en el proyecto oficial para que solo en esa región pueda desarrollarse la actividad minera, de acuerdo con lo establecido en el artículo 2° de la Ley 5.001 que prevé una zonificación. El proyecto, asimismo, mantiene lo establecido en el artículo 1°, con lo cual excluye del desarrollo de la actividad a la zona cordillerana y al resto de la provincia. 

Jefes comunales de la Meseta rechazan el pedido de retiro del proyecto de zonificación que hicieron Ongarato y Biss

“Los hechos sucedidos tanto con los cortes de ruta como con las tomas de las Municipalidades son totalmente repudiables”, dijo Bowman. 

“Uno entiende los reclamos de distintos sectores que suelen darse con frecuencia, pero se da la particularidad de que toman las instituciones públicas más representativas de la democracia que son los municipios, así como se producen agresiones a personas que han sido elegidas por una mayoría”, indicó, en alusión también a los hechos violentos denunciados de manera pública por el vicegobernador Ricardo Sastre, a quien personas antimineras lo atacaron al salir de su vivienda en Puerto Madryn. 

Como consecuencia de las tomas municipales, los intendentes Ongarato y Biss pidieron el retiro del proyecto de zonificación. “No creemos que sea la solución a este tipo de reclamos el hecho de presentar pedidos para que se retire el proyecto de zonificación de la Legislatura”, definió Bowman. 

“Hemos escuchado que hay pedidos formales al respecto. Creo que hay otras maneras legales por las cuales estos conflictos se deben solucionar”, enfatizó. 

“El proyecto de zonificación solo pretende generar oportunidades de desarrollo para nuestras comunas en función de los recursos que tiene una región”, dijo Bowman.  

Desconsideración

Agregó que “en estas expresiones se vuelve a ver cierta desconsideración hacia sectores de la Meseta, donde somos menos pobladores. Y seguramente por una cuestión numérica en un padrón seremos menos interesantes”. 

“Esto debe solucionarse, pero la solución no corre por pedir el retiro de algo que legalmente se puede hacer, que es el proyecto de zonificación”, añadió.  

Y finalizó: “Es darle más entidad a algo que, además de no tenerla, es ilegal”. 

Por su parte, Genaro Pérez coincidió con Bowman y agregó que tanto las tomas de edificios municipales como los cortes de ruta “exceden las situaciones de un reclamo común y corriente”. 

“Están intentando con esto limitar las posibilidades de desarrollo de una región que vive una situación compleja por la falta de posibilidades de progreso”, dijo Pérez.  

Y en este contexto finalizó: “No estamos de acuerdo con que desde Esquel o desde Rawson quieran tomar este tipo de medidas, porque nos perjudica a todos los que estamos en la Meseta”.