Mario Rubén González, más conocido como Jairo y la española Teresa Sainz de los Terreros mantuvieron 50 años de relación, y en el medio cuatro hijos y siete nietos. La canción de “Los enamorados”, editada en el 2009 dentro de un álbum con el mismo nombre, cuenta una apasionada historia de una pareja. El artista contó que era la canción favorita de su mujer.

Un día antes de que Teresa falleciera, Jairo se subió al escenario del Teatro Coliseo para ser parte de la grabación de un episodio de la segunda temporada de Confesiones, el ciclo de Infobae, según dicho medio pudo informar. Allí suelen reunirse dos personas en torno a una entrevista íntima en la que algunos revelan sentimientos profundos.

En aquella oportunidad, Jairo reveló “en la pareja nuestra, se suponía que yo era más débil. Porque ella es una persona muy fuerte, tiene un carácter muy fuerte, una personalidad importante. Es una mujer culta, fantástica. Hablar con ella es una maravilla. (...) Ahora, hace largos meses que no puede hablar, no tiene sonido su voz”, le contó Jairo a Oliván, en una entrevista que todavía no está disponible porque el ciclo Confesiones se encuentra en proceso de producción.

Jairo le dedicó a su esposa la canción "Los enamorados" horas antes de su muerte

En relación a la consulta acerca de cómo mantenían un diálogo a pesar de los problemas que la enfermedad de su esposa había generado durante los últimos años, el cantante dijo: “Yo le hablo igual y ella me escribe o se hace entender. Antes se ponía mal cuando no la entendía, ahora se muere de risa, como diciéndome: ‘Mirá que fácil lo que te estoy diciendo’”.

Así fue como Jairo tomó su guitarra en el Teatro Coliseo vació e interpretó “Los enamorados” para Teresa. En ese momento él no podía imaginar que esa iba a ser la última canción para la mujer que había amado durante 50 años.