ITALIA (ADNSUR) - Italia sumó 889 muertes por el coronavirus en las últimas 24 horas y con estas cifras superó las 10.000 víctimas fatales desde que comenzó la pandemia, según informó el servicio de Protección Civil. En este escenario, se convirtió en el país que tiene el mayor índice de letalidad del mundo a causa del COVID-19.

En cuanto a la cantidad de casos, hasta el momento se registraron 92.472. Pese a esta alta cifra, los contagios comenzaron a decrecer al registrarse: +8,3% el jueves, +7,4% el viernes y +6,9% este sábado.

En Lombardía, la región más afectada con cerca de 40.000 casos y cerca de 6000 muertos, el número de personas hospitalizadas con síntomas permaneció casi estable, con 11.152 casos (15 más en 24 horas), así como el de pacientes en cuidados intensivos con 1319 (27 más en un día).

"En nuestros hospitales empezamos a respirar con cierto alivio, ligero pero alivio. En todos los servicios de urgencias hemos registrado una reducción (de llegada de pacientes), en algunos es ligero, en otros más acentuado", aseguró Giulio Gallera, responsable de sanidad en Lombardía.

A pesar de la gran cantidad de muertos, las autoridades informaron que, de acuerdo a los contagios, la curva comenzó a desacelerar, con un incremento del 7,4%, el más bajo desde que se desató la crisis sanitaria hace un mes.

Acerca de esto el presidente del Instituto Superior de Salud (ISS), Silvio Brusaferro, explicó: "La curva de nuevos casos parece atenuarse ligeramente en su ascenso". Sin embargo remarcó que aún hay zonas con un elevado ritmo de contagios. Entre estas citó a Lombardía, una parte de Piamonte y de Véneto.