ITALIA (ADNSUR)- El gobierno italiano confirmó que a partir del lunes 18 de mayo se reabrirán negocios minoristas, playas, bares y peluquerías en todo su territorio, así lo detalló el premier Giuseppe Conte. Con la curva de contagios en baja hace días, trazó un cronograma para los últimos pasos de la flexibilización de la cuarentena, vigente desde el 10 de marzo en Italia.

Además, a partir del 3 de junio permitirán los desplazamientos entre las 19 regiones del país y la llegada, sin cuarentena obligatoria, de los turistas desde los países de la Unión Europea, según informó Minuto Uno.

Las medidas de seguridad serán homogéneas para todas las regiones, así lo acordó Conte con sus 19 jefes de gobierno a última hora del viernes. Los negocios y locales gastronómicos podrán retomar su actividad con una distancia mínima de un metro entre clientes, y no los dos metros previstos en las recomendaciones del Comité Técnico Científico.

Para el sector gastronómico, las exigencias incluyen también la prohibición de entrada a quien tenga más de 37.5 grados de temperatura, la eliminación de los servicios de buffet y la obligación de usar barbijo en todo momento en que el cliente no esté sentado en la mesa, como por ejemplo para ir al baño.

En las playas de todo el país, pedirán la presencia de desinfectantes y la obligatoriedad de una distancia mínima de un metro entre personas, además de una superficie de 10 metros cuadrados para cada sombrilla. Para todos los rubros, incluidos museos o centros estéticos, se insiste también en la necesidad de un metro de distancia y de favorecer los mecanismos de reservas.

Solo en el caso de los gimnasios, el decreto pide una distancia mínima de dos metros cuando las personas realicen actividad física.

Más allá de las nuevas disposiciones, el gobierno afirmó que mantendrá una evaluación permanente de la curva de contagios de cada región y que, en caso de aumento de casos o de aparición de nuevos focos, podría decretar medidas más restrictivas.

Estarán exceptas las regiones de Toscana y Piamonte, que esperarán hasta el próximo día 25 para retomar sus actividades, según anunciaron sus gobiernos. Hasta el momento, 31.610 personas murieron por coronavirus en Italia, con el 49% de las víctimas concentradas en la región norteña de Lombardía.