BUENOS AIRES (ADNSUR) En una decisión sin precedentes Italia bloqueó la red social TikTok y abrió un debate profundo sobre su límites y su naturaleza como medio de comunicación. El gobierno alegó que el medio, el preferido por los adolescentes más jóvenes, no es capaz de verificar la edad de sus usuarios y por tanto fue bloqueado hasta el próximo 15 de febrero. 

La decisión se tomó luego que Antonella Sicomero, una nena de 10 años de Palermo, fue encontrada muerta en el baño colgada con el cinturón de un albornoz del toallero. La nena tenía tres cuentas en redes sociales y era especialmente activa de TikTok. 

La policía sospecha que su muerte puede estar vinculada a uno de esos retos macabros que circulan de vez en cuando en este tipo de redes. 

El diciembre el gobierno italiano, a través de su área especializada, ya había reprochado a TikTok su “escasa atención a la protección de los menores” y a la facilidad con la que eludían el límite de edad. 

Ahora el delito que podría desprenderse de esa falta de control y que se investiga es el de instigación al suicidio. 

La red social, que tiene unos 100 millones de usuarios en Europa, emitió un comunicado al conocer lo sucedido: “La seguridad de la comunidad TikTok es nuestra máxima prioridad, estamos a disposición de las autoridades competentes para colaborar en toda investigación”