Una fuerte polémica estalló en Israel en las últimas horas, luego de que la nación medioriental realizara una ceremonia para elegir a su "miss Holocausto".

El evento es organizado desde 2012 en Jerusalén, por la asociación benéfica israelí Yad Ezer La Haver ("Una mano tendida a un amigo"), y consiste en un concurso de belleza que busca "dar a las supervivientes del Holocausto un poco de la infancia que les robaron".

"Es muy importante. Las vestimos, las maquillamos, cuidamos de ellas", explicó a la AFP Shimon Sabag, fundador de la organización.

En esta oportunidad 10 fueron las concursantes que compitieron para ser "miss Holocausto", las cuales se turnaron para relatar su historia ante una importante cantidad de público y un jurado compuesto por modelos y mujeres de negocios.

Ante la realización del certamen, varias organizaciones se mostraron críticas con el mismo, y así lo hizo saber Colette Avital, presidenta de una agrupación de organizaciones israelíes de ayuda a los supervivientes, quien en diálogo con el medio consideró que las mujeres que participaron en el evento han sufrido tales sufrimientos "inscritos en su carne", que "no se les puede pedir que participen en un concurso de belleza. Es ridículo, es grotesco y una falta de respeto hacia ellas".

Sin embargo, una de las concursantes, Michelle Epstein, hizo oídos sordos a las críticas y aseguró que "disfruta viendo a las ancianas que se divierten".

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!