El periodista Jorge Lanata sufrió un cuadro febril y fue internado en Miami este miércoles. En un principio se creyó que podía tener coronavirus, pero los médicos confirmaron que tiene infección urinaria.

Lanata, que iba a volver a nuestro país desde los Estados Unidos el fin de semana, pasará siete días en el sanatorio, en donde le están suministrando antibióticos. 

El periodista aprovechó su viaje a Estados Unidos para vacunarse contra el COVID-19. “En el medio del laburo hice eso porque es lo que había que hacer”, manifestó en diálogo con Mariana Fabbiani.

 “Por cuestiones de tiempo no estuve de compras, pero me dijeron que arden los típicos shoppings a los que van los argentinos. Hay mucha gente que vino a hacer turismo de vacunación -contó-  Acá están vacunando en todos lados: playas, farmacias. Parte del equipo técnico que me acompañó se vacunó en la playa”.

Tal como detalla TN, a mediados de marzo, Lanata ingresó a la Fundación Favaloro para hacerse unos estudios programados.  “Realizó sus tratamientos complementarios tal como se informó esta tarde y en horas de la noche recibió el alta hospitalaria en virtud de la buena respuesta y evolución clínica”, detallaron desde la institución en ese momento.  

Previamente ya había sido internado en la Fundación Favaloro por una arritmia cardíaca y por su patología arterial. El 9 de marzo recibió el alta y continuó con un tratamiento domiciliario. A la semana de haber recibido el alta, el periodista volvió a trabajar. Durante su programa Lanata sin filtro (radio Mitre), antes de despedirse de su colega Marcelo Longobardi, señaló: “Estuve internado, medio complicado, pero ahora estoy bien. He sobrevivido una vez más”.

LA SALUD DE LANATA
 

En agosto del año pasado, el conductor pasó varios internado en la Fundación Favaloro por una intervención quirúrgica por un forúnculo. 

Un año antes había estado 11 días internado en ese mismo centro de salud por una gastroenteritis. Poco tiempo después sufrió una neuropatía diabética. “Creo que es la cuarta internación del año: soy casi Terminator”, bromeó el conductor de Periodismo para todos (eltrece).

Lanata fue trasplantado en 2015. Sara Stewart Brown, quien entonces era su mujer, le donó su riñón a un joven para que Lanata pudiera recibir el de la madre del receptor. Fue la primera vez que se realizó este procedimiento en América Latina.