COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR)- Por instrucción del intendente Juan Pablo Luque, la Secretaría de Control Operativo comenzó a reforzar controles en distintos puntos de la ciudad, para evitar la circulación sin justificativo en las calles. A quienes violen la cuarentena, se les labrarán multas elevadas y hasta el secuestro de los vehículos.

El secretario Ricardo Gaitán afirmó que en Semana Santa  se intensifican los  controles en el marco de las restricciones por la cuarentena por coronavirus. “Hay mucha gente que no trabaja el fin de semana largo y deben cumplir con la cuarentena obligatoria por el bien de toda la comunidad”, dijo.

Y destacó que desde la Municipalidad se había anticipado por resolución, la penalización de las infracciones a través de multas y hasta el secuestro de los vehículos. “Son sanciones elevadas porque consideramos que es una forma de hacer entender a los que todavía no comprenden, la importancia de quedarse en casa y cuidar la salud de todos”, agregó.

Asimismo, Gaitán señaló que los automovilistas que circulen por la ciudad y sean interceptados en los retenes, deben justificar su presencia en las calles, con la documentación que explique adónde se dirigen: “Es algo que deben estar entre las excepciones contempladas por Nación”, indico.

Y agregó que en caso contrario, no solo serán sometidos a una posible sanción económica, sino también al secuestro del vehículo por infringir el aislamiento preventivo obligatorio vigente.