Los jefes comunales de la Meseta del Chubut coincidieron en pedir que la Legislatura del Chubut trate “cuanto antes” el proyecto de ley de zonificación minera, y que los diputados dejen de lado la especulación electoral, ante las carencias y necesidades de la región y de sus habitantes.

“Uno siente un destrato o desconsideración por parte de los grandes centros urbanos cuando nos dicen que tenemos que esperar, como si hubiéramos esperado poco, durante 17 o 18 años, el tratamiento de este proyecto. Y seguimos esperando”, sintetizó el presidente comunal de Telsen, Leonardo Bowman.

Bowman, junto con el intendente de Paso de Indios, Mario Pichiñán; y los presidentes comunales de Gastre, Genaro Pérez; y de Gan Gan, Santiago Huisca, expusieron el viernes en una nueva charla organizada por la Cámara de Proveedores y Empresarios Mineros del Chubut (CAPEM), en el marco de su conversatorio “Minería y Medio Ambiente”, con transmisión en vivo por Facebook.

Como anfitrión, el presidente de la Cámara, Gerardo Cladera, puso en valor que fue “la décimo segunda charla de CAPEM, con variedad de expositores”. E indicó: “Si algo nos caracteriza a quienes luchamos desde hace años por esta actividad legítima es perseverar”.

“Por primera vez en muchos años estamos un paso adelante con respecto a quienes se oponen. Hemos avanzado mucho sobre la base de la razón y de la ciencia”.

Alarmante

Bowman hizo un breve repaso histórico de Telsen, cuya actividad agrícola ganadera se vio reducida de manera notable en los últimos años por factores climáticos y por falta de incentivos. Puso como ejemplo que en 2006 la localidad contaba con unas 230 mil cabezas de ganado ovino, y hoy el número se redujo a 20.000.  

“En 2014 además se produjo una inundación, un fenómeno fuera de lo usual, que dio por tierra con las posibilidades agrícolas que se venían dando a una escala familiar”, añadió, ante lo cual dijo que la situación actual es “muy compleja, con un diagnóstico alarmante”.

“Como líderes de las comunas tenemos que buscar nuevas alternativas para generar desarrollo. Tenemos más del 90% de la población centrada en el núcleo urbano y menos de 100 personas quedan en el sector rural. Hemos perdido la dinámica de pueblo de servicio rural con el que nacimos en 1896. Y hoy no existen prácticamente posibilidades de inserción laboral. Es necesario llegar con infraestructura completa”, indicó.

“Es nuestra obligación buscar alternativas. Cuando asumí en el cargo decidí intervenir en el tema. Para eso nos han elegido los habitantes de la localidad. Provengo de una familia rural y seguimos creyendo en la agricultura y la ganadería. Pero hoy necesitamos la generación de otra matriz productiva que genere divisas”, agregó.

“Tenemos que buscar oportunidades pero sin dejar de lado las actividades que han dado origen a nuestros pueblos”, enfatizó, y en este sentido mencionó un trabajo conjunto realizado con el Ministerio de Ambiente del Chubut y con la Secretaría de Trabajo a partir del cual se generaron programas y proyectos cuyas gestiones en algunos casos están avanzadas.

En este marco dijo que los jóvenes “tienen mucha expectativa en la actividad, ante la falta de empleo incluso en el Estado”. Y agregó: “Si no logramos el desarrollo de esta posibilidad, año tras año el problema se va agravando”.

“Cuesta que nos escuchen”

“Una gran desventaja que tenemos los pueblos de la Meseta es que somos pocos habitantes. Por eso seguramente cuesta que nos escuchen”, afirmó.  Y recordó que hace pocos días, junto a los restantes presidentes comunales de la región presentaron una nota en la Legislatura para pedir el tratamiento de la zonificación minera.

“Al igual que en 2018 siempre nos han recibido amablemente. Pero vemos que por distintos motivos el tema queda relegado. Ahora, aparentemente por los tiempos electorales”, lamentó. “Ahí es cuando uno siente un destrato o desconsideración por parte de los grandes centros urbanos que nos dicen que tenemos que esperar, como si hubiéramos esperado poco, durante 17 o 18 años, el tratamiento de este proyecto. Y seguimos esperando”, agregó. 

Oportunidad

Por su parte, Genaro Pérez sostuvo que “la situación en la zona rural, de lo que viven nuestros pueblos, está siendo complicada. Cada vez quedan menos jóvenes en el campo. El día a día es muy difícil para que los jóvenes quieran quedarse o volver. Trabajo hay poco y nada. Los que no viven del Estado lo hacen de changas y cada vez se achica más”.

“No nos tenemos que olvidar de dónde surgieron nuestros lugares, y creo que tenemos que aprovechar la oportunidad para generar condiciones para que los jóvenes no se tengan que ir a otras localidades para buscar trabajo”, enfatizó.

Comentó que suele llevar y traer a jóvenes de Gastre que estudian en Trelew, Rawson o Madryn. “Charlo bastante y ellos tienen ganas de quedarse, pero por la falta de oportunidades y de estudio no pueden volver. Necesitamos una actividad pujante, desarrollo, infraestructura. Y todo puede venir de la mano de la actividad minera”, sostuvo.

Como contrapartida mencionó: “En el poco tiempo que tengo en funciones, un año y medio, nunca recibimos a nadie con una idea clara y concreta o algún proyecto que genere trabajo genuino para los pobladores de la Meseta. He escuchado que algunos dicen tener otras alternativas, pero no ha llegado ninguna. Nosotros tenemos la comuna con las puertas abiertas para recibir a los que están a favor y a los que están en contra”.

Potenciar actividades

En tanto, Santiago Huisca recordó que “la ganadería era la actividad principal” en Gan Gan, aunque “después de las cenizas y otros fenómenos se ha complicado el panorama”. Manifestó su esperanza de que se desarrolle la actividad minera “para que pueda darse a la par de la ganadería, que puede convivir. La comunidad está preparada para poder encarar estos tiempos. Si se da la actividad minera, queremos que puedan trabajar a la par, para potenciar las dos actividades”.

“No podemos especular”

Mario Pichiñán manifestó que su posición “siempre fue clara: hace 21 años que estoy en gestión. La minería es un tema difícil para resolver, pero hoy está en el lugar donde tiene que estar, en la Legislatura. Pedimos hace mucho tiempo que se pueda debatir con todos los sectores, promineros, antimineros, ONGs, universidades, en armonía. Y que realmente podamos avanzar, siempre cuidando el medio ambiente”.

“Tenemos que dar el puntapié inicial para dar esta discusión y que estén todos los sectores. Los intendentes de la comarca hemos vuelvo a pedir que se discuta cuanto antes. No podemos especular con una elección. Hay que discutirlo. El hambre y la necesidad de trabajo no pueden esperar”, dijo.

Reiteró que “hoy está en manos de los diputados, que tienen que tomar el toro por las astas. Es el momento indicado para debatir estos proyectos que no solo van a beneficiar a la Meseta, sino a toda la provincia y a la Nación. No es solo extracción, sino armar proyectos productivos que puedan seguir funcionando y que no dependamos solamente del Estado. De eso se trata”.

Y finalizó: “Trelew puede desarrollar su parque industrial, Madryn el puerto, igual que las industrias de Comodoro. Hay que aprovechar que tenemos un proyecto en la Legislatura. Agreguemos o saquemos cosas, pero demos la discusión, ahora y no esperar a una elección”.