CÓRDOBA (ADNSUR) – Un insólito hecho se produjo en Córdoba, cuando el intendente de la ciudad, Martín Llaryora, nombró como subdirector de alumbrado público a un hombre que estaba acusado de robar luz.

Enrique Sonzini había asumido su cargo el martes. Sin embargo, luego de la denuncia de La Voz, el municipio informó que aceptó su renuncia.

El funcionario en 2006 había sido denunciado por la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (Epec) acusado por hurtar luz. Es que la Epec lleva un registro público con los datos desde 2004 hasta 2019.

En los listados se publican los nombres de las personas, el lugar donde se constataron los ilícitos, la fecha, el barrio y la ciudad. De esta forma, busca escrachar a quienes cometen irregularidades, tal como le sucedió al funcionario.