La ministra de Seguridad Sabina Frederic quedó este domingo en el centro de la polémica, luego de asegurar, en relación a la inseguridad, que “Suiza es más tranquilo, pero también más aburrido”.

Los dichos de la ministra se dieron en el marco de una entrevista radial, donde con Radio Mitre opinó sobre un hecho de inseguridad en Ituzaingó, provincia de Buenos Aires, en el que murieron un delincuente de nacionalidad chilena de 19 años y un jubilado de 69.

“Es espantoso. Nadie quiere que eso ocurra, estamos trabajando para eso. Se necesita la cooperación del sistema judicial, que no tiene los elementos para tramitar una sanción. Eran chicos muy jóvenes. La cuestión de la extranjeridad no es determinante, los argentinos son la mayoría de los que delinquen. Nunca uno termina de entender bien cuáles son los obstáculos que tiene la Justicia para imponer una sanción”, aseguró.

Fue en ese sentido que los periodistas le preguntaron por la gran cantidad de personas que están emigrando del país y su relación con la inseguridad. 

“Suiza es más tranquilo, pero más aburrido”, respondió Frederic con contundencia.

Y sumó: "Hay que tratar de hacer este país lo mejor posible. Sigo viviendo en Temperley, yo tengo custodia, pero sí sé del miedo. No tenía un auto porque era un factor de riesgo".

Además, en relación a la Justicia, consideró que  no funciona ni con medidas garantistas ni con mano dura, y se mostró en contra de la polarización de ambas doctrinas.

“No funcionan así las cosas. Hay muchos jóvenes pobres detenidos en cárceles. El sistema carcelario está saturado, hay detenidos en las comisarías, por eso muchas veces la Justicia toma estas decisiones”, opinó.

Y cerró: "El que roba merece una pena; hay que interrogar al sistema penal, que no da abasto, que a todos nos alarma. Mientras tanto, la política de nuestro gobierno es hacer lo imposible para dar oportunidades y que los pibes no salgan a robar”