RAWSON - La referente de Padres Organizados de Chubut, Julieta Siciliano, consideró que -aunque hay un protocolo sanitario aprobado para el regreso a las aulas- en la provincia "el panorama todavía es un poco incierto".

"El Ministerio de Salud, sin mucha fundamentación científica, abala un protocolo de ciencia ficción para muchos niveles dentro del colegio", consideró, y mencionó  que limitaciones como "la cantidad de espacio en las aulas, no compartir útiles", son premisas que serán difíciles de mantener en el tiempo "porque los chicos se juntan entre sí". "Es imposible la práctica de este protocolo en su plenitud", sentenció 

"Al día de hoy en Chubut todavía no hay designación de cargos a cubrir en escuelas primarias", enfatizó sobre los puestos que estarán completándose entre este jueves y viernes, y remarcó la falta de garantías sobre el inicio de clases presenciales en todos los establecimientos públicos.

"Todavía hay mucha desorganización al respecto", sostuvo en diálogo con Radio Chubut, y mencionó que el estado de los edificios también puede suponer un obstáculo para que comiencen las clases presenciales.

Al mismo tiempo, hizo énfasis en la dificultad que enfrentan los padres de organizar sus rutinas laborales con horarios escolares que variarán según las semanas, "con presencialidad mixta", más allá de la imposibilidad de algunas familias de asegurar que los chicos puedan acceder a las clases virtuales por dificultades de conexión a internet o carencia de los elementos necesarios, sin olvidar la ausencia de una "pedagogía suficiente" para que el conocimiento traspase una computadora.

"Ni hablar de nivel inicial; me parece el colmo de la tontera pretender educación de un chico de 5 años con una computadora de por medio", enfatizó.

"El daño es irreparable", apuntó en relación a la falta de continuidad en el dictado de clases en 2019 -cuando 50 mil chicos abandonaron su educación en Chubut-, o en años anteriores, y la experiencia que se tuvo en la provincia durante la pandemia.