Un indignante hecho se produjo en las últimas horas en la televisión de Costa de Marfil, luego de que un presentador llevara a un violador a la TV para que simulara un ataque sexual con un maniquí.

El episodio tuvo lugar en el programa La Télé d'Ici Vacances (La Tele de Aquí Vacaciones) de la cadena Nouvelle Chaîne Ivoirienne. Allí, Yves de Mbella invitó a un hombre que había sido condenado por una agresión sexual para que mostrara el módo en el que había cometido su abuso.

Conocido suceso, la Alta Autoridad de Comunicación Audiovisual de Costa de Marfil suspendió por 30 días al famoso conductor.

"Esta reconstrucción de un acto de violación por su autor, en directo y en horario de máxima audiencia con el apoyo de comentarios obscenos, constituye una apología de la violación y atenta gravemente contra la dignidad de las mujeres, la moral y la sensibilidad de los jóvenes", sostuvo la HACA en un comunicado.

Y agregó que la violación es un crimen y "su banalización y el protagonismo de un exrecluso condenado por este delito son absolutamente intolerables".

Tras la sanción, el periodista pidió disculpas en redes sociales, donde lamentó "sinceramente haber escandalizado al tratar de sensibilizar".

Además, en su descargo explicó que los motivos de la invitación al violador fueron "que compartiera sus sinsabores en la cárcel y sus sabias advertencias sobre este tema tan sensible".