COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) Cuando todo estaba listo para que María Teresa Huerta pudiera ser llevada a internar al Hospital de Clínicas de Capital Federal desde Comodoro Rivadavia, donde permanece internada,, se le informó a la familia que no contaba con cama.

Su marido, Luis Márquez demostró la indignación en redes sociales, ya que todo estaba listo para el traslado, tras una larga espera.

La familia había iniciado una colecta solidaria por fondos necesarios para sus cuidados médicos, que había interrumpido cuando, el fin de semana, se enteraron que finalmente podían trasladarla a Buenos Aires para que recibiera los cuidados necesarios.

Sin embargo, con todo listo, nada pasó.

Márquez lo contó con indignación en su cuenta de Facebook:

"Lleva 35 días en terapia del hospital Regional de Comodoro Rivadavia esperando una cama. En ese lapso tuvo otro derrame cerebral. Ayer 9 de enero nos habían confirmado cama en el hospital de Clínicas de Buenos Aires", escribió.

"Nos llamaron para hacer los papeles para viajar y al mediodía nos dicen que se cayo la cama por covid. Segun ellos terapia de dicho hospital se contagió y la cama fue ocupada", añadió.

"Necesitamos que haya posibilidad de traslado a otra provincia. Ella es de Mendoza.y necesitamos que emergencia sanitaria de ambas provincias se comuniquen para tener como opción un segundo lugar de traslado", dijo.

"Es increible que se aprueve una ley para abortar pero no para darle vida a una persona de 36 años  compartir. compartir. compartir.con familiares de bs.y mdz", añadió indignado.

Luis Marquez