Un nuevo hecho de maltrato animal indignó en las últimas horas a Brasil, luego de que una perrita fuera abandonada atada a un poste de luz tras haber sido bañada en pintura.

El hecho ocurrió en San Pablo, y fue el activista Felipe Becari el encargado de atender al animal y ayudarlo en su proceso de recuperación.

Según se explicó, el animal fue rociado con pintura en spray color azul, para luego ser atada a un poste de luz y posteriormente abandonada.

Tras su rescate, el activista renombró a su ahora mascota Susy Grape, en referencia a cómo se dice la palabra "uva" en portugués, dado que de ese color había quedado el pelaje de la perra tras el ataque sufrido.

“¿Me estoy volviendo loco o esto es real? Y el tipo que filma todavía se ríe: ‘¡esta va a la NASA!’ Dependiendo del aerosol, todavía puede morir de intoxicación hoy. Este ser humano salió muy mal. Estoy en camino, sereno y tranquilo, como siempre”, escribió Becari en la publicación de su perfil en donde hizo público el aberrante hecho, compartiendo un video de la situación del animal.

Y agregó: “Sigo creyendo que el amor nos llevará a nuestros mayores sueños. Bienvenida, Susy Grape, ya eres amada por millones”