Finalmente, después de varios "robos reiterados" los propietarios de la tienda de mascotas del barrio Gral. Mosconi habían logrado filmar al responsable, y compartieron el tierno video en redes: el "peludito" entraba al local, analizaba algunos segundos los cajones con mercadería, tomaba una golosina perruna y se "iba sin pagar".

El gracioso posteo se viralizó por la divertida actitud del perrito, que se había acostumbrado a llevarse -de vez en cuando- alguna "orejita" para masticar.

Sin embargo, la nueva publicación este lunes llenó de indignación a los vecinos del barrio, acostumbrados a ver al callejerito dando vueltas por esa zona comercial de Km.3.

Es que, como mencionan los propietarios de la tienda, el perrito fue envenenado.

"Hoy nos enteramos que hace 2 o 3 días encontraron envenenado a este amigo del bario, estamos muy enojados y realmente nos rompió el corazón", expresan en su posteo en redes sociales, y cuestionan: "¿Con qué necesidad lastimar a un animal que no molestaba a nadie, y que sabía andar, y era cuidado entre varias personas?"

"Repudiamos esto, y no entendemos cómo puede existir gente capaz de hacer algo así. Lo vamos a extrañar muchísimo, nos dio muchísimas risas, nuestros clientes se divertían mucho cuando lo veían entrar y verlo sacar su orejita y salir corriendo…", finalizan.

LIMON Tienda para mascotas
¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!