La Organización Mundial de la Salud dijo el 11 de mayo que la variante del coronavirus B.1.617, identificada por primera vez en India el año pasado, iba a ser clasificada como variante de preocupación mundial. Un día después, el gobierno indio emitió un comunicado declarando que reportes de medios que usan el término "variante india" no tenían ningún fundamento, aseverando que la OMS había clasificado la variante sólo como B.1.617.

Este viernes, el Ministerio de Tecnología de la Información (TI) de India escribió a todas las empresas de redes sociales pidiéndoles que eliminen cualquier contenido que se refiera a una "variante india" del coronavirus, según apunta Reuters.

"Esto es completamente FALSO. No existe tal variante de COVID-19 científicamente citada como tal por la Organización Mundial de la Salud (OMS). La OMS no ha asociado el término 'variante india' con la variante B.1.617 del coronavirus en ninguno de los sus informes", asegura la misiva, que no es pública.

Una fuente de alto rango del gobierno indio dijo a Reuters que el aviso se emitió para enviar un mensaje "fuerte y claro" de que tales menciones de la "variante india" propagan la falta de comunicación y dañan la imagen del país.

Sin embargo, en todo el mundo, médicos y expertos en salud se han referido genéricamente a las variantes de los coronvirus en función del lugar donde se identificaron, lo que incluye variantes de Sudáfrica y Brasil. Hasta el momento, ningún otro Gobierno presentó una queja similar.

Un ejecutivo de redes sociales dijo que sería difícil eliminar todo el contenido que usa esa palabra, ya que hay cientos de miles de publicaciones de este tipo, y agregó que "tal medida conduciría a una censura basada en palabras clave en el futuro".

India tiene el segundo total más alto de casos de COVID-19 en el mundo. Ha informado alrededor de 250.000 infecciones y 4.000 muertes diarias. 

Con información de Reuters y Clarín