CAPITAL FEDERAL - La pobreza bajó en la Argentina casi cinco puntos y se ubicó a fines de 2017 en el 25,7%. Esto quiere decir que si se proyecta más allá de los 31 aglomerados que releva el Indec, la población urbana que sufre este flagelo llega a los 10,4 millones. La indigencia se redujo al 4,8% y afecta a 1,9 millones de argentinos. En tanto, si se proyecta el dato oficial sobre la población total -si se incluye la ruralidad- la pobreza alcanza a 13,3 millones de personas.

El número de pobreza oficial se calcula haciendo con el cruce del avance de los precios de algunas canastas de productos y servicios (canastas Alimentaria y Básica), y los ingresos. Los salarios crecieron un 27,5 % en 2017, tres puntos por encima de la inflación (24,8%), según cifras del Indec.