Este lunes, Río Gallegos registró intensas lluvias que trajeron problemas en lugares que fueron removidos para colocar los caños del pluvial en el barrio Fátima.

Allí, dos autos se vieron afectados por el diluvio que ocasionó el hundimiento de la calle Corrientes y el pasaje Zumalacarregui, en la capital de Santa Cruz.

Ambos vehículos debieron ser asistidos por los Bomberos voluntarios luego de quedar encajados. Por el agua, el asfalto cedió, se abrió y uno de ellos quedó metido con dos de sus ruedas hasta el fondo.

Increíble: cedió el asfalto por la lluvia y dos autos se hundieron en la calle

Las lluvias se extendieron desde la noche del viernes, ocasionando diversos inconvenientes en la ciudad. Según informó La Opinión Austral, los conductores se encuentran en buen estado de salud.