ESQUEL (ADNSUR) – En la sesión de este jueves, el Concejo Deliberante de Esquel, habilitó una remisería operada por personas con discapacidad.  El tema fue tratado y quedó aprobado.

Se trata de la cooperativa de remises RIS que implementará tarifas diferenciales para personas con discapacidad, con un 50% de descuento. Tendrá una conformación distinta, y se va a emplazar en un lugar que tiene una demanda constante del servicio.

La iniciativa fue acompañada también por el Concejo de Discapacidad.  Una de las impulsoras, Cinthya Díaz marcó que las personas con discapacidad "están muy olvidadas", no se cumplen los cupos y hay falta de trabajo. 

Mirta Quintana actuó como gestora ante el INAES para que se pueda constituir la cooperativa. “Colaboré a partir del pedido de ellos, que tienen la intención de trabajar y no depender del Estado” señaló y explicó que "en cuanto llegue la matrícula se incluirán autos adaptados que serán al menos dos para que empiecen a trabajar cuanto antes”, dijo a EQS Notas.