Frente a la emergencia forestal ocurrida durante los primeros meses del año, donde más de 60 mil hectáreas de Argentina fueron afectadas por las llamas, Fundación Bomberos de Argentina (FBA) llevó adelante una iniciativa para colaborar con los bomberos voluntarios de las provincias donde ocurrió el desastre. La zona patagónica fue la más afectada por el fuego, específicamente Chubut y Río Negro, con una gran cantidad de incendios en un corto período de días donde dotaciones de bomberos voluntarios de ambas provincias dedicaron semanas de trabajo a la extinción de estos focos de incendio.

La campaña solidaria “Puentes de la Prevención” de Fundación se lanzó con el objetivo de
generar más conciencia en la población sobre los incendios forestales. La propuesta buscó también generar fondos para la entrega de equipamiento a las entidades de bomberos de las zonas afectadas para que puedan realizar su tarea más y mejor preparados. El proyecto nació como respuesta a una situación alarmante en la que se sucedieron focos de incendios en catorce provincias de Argentina y debido a la cual los bomberos voluntarios brindaron asistencia en más de 57 mil incendios forestales durante 2020 y 2021.

Las donaciones obtenidas durante la campaña se convertirán en 80 kits con equipamiento de protección personal para 20 asociaciones de bomberos voluntarios que trabajaron para extinguir los incendios forestales en Río Negro y Chubut y cuyos materiales sufrieron mayor desgaste durante los siniestros.

La iniciativa de Fundación realizada con la colaboración de la comunidad permitirá que más de 600 bomberas y bomberos de Río Negro y Chubut reciban 720 herramientas necesarias para la tarea diaria en la extinción del fuego en zonas forestales como trajes y mochilas para incendios forestales, cascos, guantes, linternas, y accesorios como antiparras, nuqueras y monjas.

A través de Fundación se beneficiará a cuarteles de las localidades donde se produjeron
focos de incendios y que realizaron una enorme tarea durante cientos de días.
Entre ellas seencuentran El Bolsón, Ruca Cura, Melipal, Cerro Campanario, Dina Huapi y General Roca en Río Negro así como El Hoyo, Lago Puelo, El Maiten, Epuyen, Cholila, Cushamen y Río Pico en Chubut.

“Al acompañar a los bomberos y bomberas de las comunidades afectadas estamos apostando al futuro. Promover una ciudad resiliente implica pensar en la prevención como parte del proceso de desarrollo de la misma y a eso apuntamos desde Fundación” indicó el presidente de Fundación, Esteban Furnari.

La tarea de los bomberos no estuvo exenta de sentir el impacto luego de una labor voluntaria de
horas y días enteros con el fin de asegurar que el fuego no se propague. Por eso, la campaña
también permitirá ayudar a los cuerpos de bomberos que brindaron asistencia a sus
compañeros en ambas provincias
para lograr el objetivo de proteger las vidas y bienes de la
población local. Estas asociaciones son de Pilcaniyeu y Villa Regina en Río Negro y Esquel,
Corcovado, Trevelin y Gobernador Costa y Alto Rio Senguer en Chubut.

“En contextos de desastre, la labor de los bomberos voluntarios es ardua. No sólo deben
recuperarse de largas jornadas en un incendio sino que participan de toda la reconstrucción de sus comunidades como un ciudadano más. Por eso es importante para nosotros estar presentes y colaborar para que estén preparados para una próxima emergencia”
comentó Vicente Gabriele, secretario de Fundación.