El exagregado de la Gendarmería Nacional en Bolivia, Adolfo Caliba, fue imputado este lunes en la causa que investiga el supuesto envío ilegal de armas durante la presidencia de Mauricio Macri.

La decisión fue tomada por el fiscal Claudio Navas Rial, luego de que Caliba fuera señalado como la persona que, el 13 de noviembre de 2019, recibió en el aeropuerto de El Alto el material represivo que terminó en poder de la policía y de la Fuerza Aérea bolivianas.

Según explicó Página 12, Navas Rial le solicitó al juez Javier López Biscayart la investigación de Caliba luego de que su nombre apareciera mencionado en una ampliación de la denuncia presentada la semana pasada por los ministros Sabina Frederic (Seguridad) y Martín Soria (Justicia) y la titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) Mercedes Marcó del Pont.

“Entiendo que los nuevos elementos arrimados por los denunciantes permiten robustecer preliminarmente la hipótesis del caso originalmente trazada, a la vez que justifican dirigir la atención de la pesquisa a la conducta atribuida al entonces Comandante de la Gendarmería Nacional Argentina, Adolfo Héctor Caliba, en razón del rol que este habría desplegado en el aeropuerto del Alto, La Paz, en las tareas de recepción del personal de Gendarmería y de los armamentos y municiones aparentemente enviados", justificó su decisión el fiscal.

Y continuó: "Así como también en la coordinación que mantuvo durante esos días con las autoridades de la nueva conducción de la Policía Boliviana -según surge de su propio informe-, y en la presunta puesta en marcha extemporánea de un procedimiento tendiente a la formalización del pase de manos de municiones y armamentos que ya se había concretado previamente y con su intervención”.

De esta manera, el fiscal entiende que el exagregado de la Gendarmería Nacional buscó justificar la entrega de armas a partir de la nota publicada el 17 de noviembre de 2019, revelando ese documento que los pedidos de proyectiles por parte de la Policía de Bolivia existieron.

De esta manera, ya son cuatro los gendarmes imputados en el expediente, sumándose a Caliba el exdirector de Logística Rubén Carlos Yavorski, Fabián Salas, el exjefe del Grupo Alacrán y el exdirector de Operaciones Carlos Miguel Recalde.

Conocida su imputación, la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, ordenó el pase a disponibilidad de los mencionados.