El Gobierno Nacional anticipó este viernes cómo se hará efectiva la devolución de lo retenido por Impuesto a las Ganancias para quienes cobren menos de $150.000, en el marco de la reestructuración del tributo anunciado meses atrás por el presidente Alberto Fernández.

En base a los dichos del presidente, cerca de 1,3 millones de trabajadores y jubilados recibirán su devolución en cinco cuotas a partir de julio.

“La reducción del impuesto a las ganancias para las y los trabajadores del sistema privado registrado, hará que cerca de 1.270.000 de trabajadores y jubilados dejen de pagar este impuesto con retroactividad a enero. La devolución de los importes retenidos se hará en cinco cuotas a partir del mes de julio. Esto equivale a un esfuerzo fiscal de más de $40.000 millones”, afirmó Fernández al respecto.

La medida había sido aprobada en el Congreso de la Nación el 8 de abril, luego del cambio legislativo impulsado por el presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa. 

A finales de ese mes el Gobierno ya había anticipado que no sería imposible implementar la devolución de las sumas percibidas a sueldos inferiores a los $150.000 con el pago del sueldo de abril que se cobró en mayo, por lo que todo se reducía al salario a cobrar en junio.

Tras los cambios, los empleados que cobren hasta 150 mil pesos dejarán de pagar Ganancias, mientras que la AFIP incrementará las deducciones para el alivio fiscal de quienes estén en el rango del mencionado monto y los 173 mil.

En base a la legislación actual, para que un jubilado quede exento de pagar el tributo debe ganar menos de 8 haberes mínimos, una cifra equivalente a los 150 mil pesos, y no puede tener otros ingresos distintos a la de la jubilación.

La actualización del piso, por último, se hará a través del RIPTE, un promedio de variación salarial que elabora la de Secretaría de Seguridad Social.