CAPITAL FEDERAL -  A más de un año y medio del naufragio del "Rigel", familiares de los tripulantes se reunirán este jueves por la tarde con el ministro de Defensa, Agustín Rossi. El hundimiento del pesquero dejó como saldo un muerto y ocho desaparecidos, por lo que los familiares reclaman que se realizan tareas que permitan recuperar los cuerpos y se refuercen las medidas de seguridad en los barcos.

El buque pesquero Rigel había zarpado el 5 de junio de 2018 del puerto de Mar del Plata y desapareció cuatro días después frente a las costas chubutenses. "Volvemos a pedir que busquen los restos de nuestros hijos y que se realicen las pericias porque son pruebas que se pierden con el tiempo", declaró a Télam Guillermina Godoy, madre del marinero Nahuel Navarrete.

Godoy agregó que "las fuerzas de seguridad deberían resguardar a todos los marineros y tripulantes de pesqueros, que es donde hay más desaparecidos y no están cumpliendo su rol, al igual que la justicia que no halla responsables por las desapariciones y muertes en el mar".

"Lamentablemente seguimos sin tener unas fuerzas de seguridad para resguardar a nuestros marinos porque no cuentan con los recursos técnicos ni humanos y es hora de cambiar esto", señaló la madre de Navarrete.

Según fuentes oficiales, familiares realizarán una reunión "a puertas cerradas" con Agustín Rossi. "Estamos agradecidos de que nos reciba el ministro de Defensa, ya estuvimos con él y sabemos que es un hombre de palabra", remarcó Godoy, quien resaltó que "no queremos más desaparecidos ni muertos por ineptitud de la Prefectura Naval".

Tras el naufragio del buque Rigel en junio de 2018, los familiares denunciaron irregularidades en las medidas de seguridad y reclamaron que fueran investigadas las causas del siniestro, recuerda Jornada.

Tres semanas después, el barco oceanográfico Víctor Angelescu localizó el casco hundido a 93 metros de profundidad a la altura de la localidad chubutense de Punta Tombo y desde entonces los familiares reclamaron que los restos hallados fueran inspeccionados con buzos para intentar recuperar los cuerpos.

Durante las primeras horas de búsqueda, otro buque de la flota marplatense, el José Américo, recuperó el cadáver del capitán del Rigel, Salvador Taliercio (46), pero los restos de los otros ocho tripulantes nunca aparecieron.