El 15 de noviembre de 2017, el submarino de la Armada Argentina "ARA San Juan" desapareció cerca de las costas de Chubut. Unos días después, el puerto de Comodoro se convirtió en el escenario de la búsqueda desesperada de sus 44 tripulantes. 

El administrador del puerto de la ciudad, Favio Cambareri, repasó los dolorosos e incansables momentos que se vivieron en la ciudad hace cuatro años. "Son recuerdos muy intensos", sostuvo este lunes en el marco de la misa que se realizó junto a familiares en memoria de los tripulantes.

Cambareri recordó: "Fue algo sorpresivo, había justo un feriado largo y comenzó con toda una organización de un plan de salvamento donde hubo cooperación internacional. Además de la Armada Argentina vino una delegación muy numerosa de la Armada de Estados Unidos, fueron 12 aviones galaxys y hubo un trabajo incesante las 24 horas en el puerto". 

Señaló que "al poco tiempo se sumó la armada de Rusia y esto tomó la forma de un operativo de salvamento internacional. Hoy es considerado como el operativo más grande de la historia naval".

Hundimiento del ARA San Juan: "Hoy es considerado el operativo de salvamento más grande de la historia naval"

En una entrevista con ADNSUR, el administrador del puerto local indicó que dentro de ese trabajo logístico, "recuerdo que los buques que podían operar más cercanos estaban en Tierra del Fuego, se acercaron hasta Comodoro, se alistaron y uno de ellos, por su forma, no se adaptaba al equipamiento que se tenía que montar".

Fue así que en Comodoro "se tuvo que improvisar una reforma del buque, recortar la popa y tuvimos que recurrir a empresas de servicio y a personal de acá para poder realizar ese trabajo que se hizo en 72 horas. Estábamos día y noche", contó.

Cambareri manifestó que en ese momento "no nos dábamos cuenta pero poco tiempo después vimos que era una noticia que recorría todo el mundo y se seguía minuto a minuto". Y destacó que "en esas circunstancias recibimos mucha solidaridad y apoyo de la ciudad de Comodoro, de trabajadores que se acercaban para prestar colaboración y de la comunidad en general".

Habló además de uno de sus recuerdos más dolorosos: "Fue cuando recibimos a los familiares de los tripulantes y cuando se abandonó el rescate".

Destacó que "todos los trabajos que se hicieron generaron un vínculo de amistad y solidaridad entre todas las personas que tuvimos algo que ver con esto. Hasta el día de hoy tenemos una buena relación con gente que vive por ahí en otros lugares".

Finalmente precisó que "el año pasado nos vino a visitar el jefe de Estado Mayor de la Armada y nos planteó un reconocimiento al puerto de Comodoro, tuvimos el honor de recibir la condecoración de la Armada Argentina" por el trabajo desplegado.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!