COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – Finalmente el SOMU (Sindicato de Obreros Marítimos Unidos) llegó a un acuerdo con la Cámara de Armadores de Pesqueros y Congeladores de la Argentina y Cámara Argentina Patagónica de Industria Pesquera y hubo acuerdo por el conflicto en el sector. El gremio rechazaba "las reducciones salariales y la eliminación de convenios".

Este viernes por la noche los ministros Luis Basterra y Claudio Moroni, de Agricultura y Trabajo, respectivamente, asistieron a la rúbrica del acta y confirmaron que la actividad del sector se encuentra garantizada.

De las negociaciones participaron representantes de las cámaras y el sindicato, además de los funcionarios nacionales Carlos Liberman y Gustavo Mariani, entre otros, abocados para acercar posiciones entre ambos sectores.

El acta firmada por las partes convino una recomposición salarial para los marineros del periodo 2020/2021, así como "compensaciones por producción" para los mismos y una suma, de carácter extraordinaria para los trabajadores de buques merluceros.

Luego de la firma Moroni, subrayó que "no existe una vía de resolución de diferencias en el ámbito laboral que sea mejor o más efectiva que esta: una mesa de diálogo con las partes y un Estado que garantice, no solamente el cumplimiento de leyes y derechos, sino que persiga de manera permanente la constitución de un clima de paz social que propicie el desarrollo de toda la sociedad".

Por su parte, su par de Agricultura, Luis Basterra, expresó que "siento orgullo del sistema productivo que tenemos y del sistema normativo que tenemos, porque en otro lugares se resuelve de otra forma, acá se resolvió en una mesa de análisis, de debate y de consenso, donde en un escenario complejo las partes alcanzan un acuerdo que permiten que la actividad se siga llevando adelante."

De esta manera, y luego de las exposiciones y negociaciones de todos los actores involucrados, la actividad pesquera se encuentra garantizada de aquí en más, salvaguardando tanto el respeto de las condiciones laborales como la rentabilidad empresaria, con el apoyo y articulación de las instituciones del Estado.