Cada 11 de septiembre se conmemora el Día del Maestro en homenaje a Domingo Faustino Sarmiento, considerado por muchos como "el padre del aula", ya que falleció en esa fecha, pero en el año 1888.

Sarmiento, no solo fue el padre de la educación, sino también presidente de la Nación entre 1868-1874. En aquel período fue un gran impulsor por concientizar de la necesidad de una ley educativa argentina; sin embargo, fue bajo el gobierno de Roca que se sancionó la Ley N.° 1420 de educación universal, obligatoria, gratuita y laica.

La fecha se instauró en 1942 cuando en Panamá se realizó la Primera Conferencia de Ministros y Directores de Educación de las Repúblicas Americanas. Sin embargo, fue en 1945 que se adoptó en la Argentina, por decreto del entonces presidente argentino, Edelmiro Farrell.

Si bien fue con el fin de rendirle homenaje a uno de los prócer más importantes de la historia, también se estableció con la idea de reconocer la importancia que implica el trabajo y disposición de todos los maestros que día a día realizan su trabajo en las escuelas.