COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - En este nuevo centro sanitario de respuesta para el COVID-19 se podrá asistir a pacientes de baja y mediana complejidad. El intendente Juan Pablo Luque recorrió las instalaciones este martes y agradeció el aporte de la operadora Pan American Energy. El hospital de campaña fue instalado en el gimnasio de la ex ENET N°1, un lugar estratégico de la ciudad.

"Si bien en la ciudad estamos sin nuevos casos confirmados, estamos siempre un paso adelante a la pandemia”, valoró el mandatario local, durante la recorrida acompañado por el secretario de Coordinación de Gabinete, Gustavo Fita; el secretario de Salud, Carlos Catalá y la subsecretaria Gabriela Simunovic. También participó el gerente de Relaciones Institucionales de PAE, Horacio García.

Personal médico perteneciente a Brisa Salud estará abocado a la atención médica de casos positivos de Coronavirus de baja y mediana complejidad derivados del Hospital Regional o de los distintos centros asistenciales.

Estas instalaciones sanitarias están compuestas por una carpa de 10 por 6 metros, equipado con 8 camas adicionales acondicionadas de acuerdo a los protocolos sanitarios para la administración de oxígeno y el monitoreo permanente de los pacientes. Además, cuenta con paneles móviles con la posibilidad de armar 6 salas de terapia intermedia y dos salas de terapia intensiva.
 
Respecto al tema, Luque destacó el tiempo récord de 7 días para el despliegue y montaje del hospital móvil, expresando que “es muy valioso el trabajo conjunto que venimos realizando tanto con el Ministerio de Salud de la Provincia como con el ámbito privado para poder afrontar esta pandemia”.

“Quiero agradecer a las autoridades educativas por facilitarnos el lugar para poder instalar este centro sanitario a una cuadra del Hospital Regional”, dijo en primera instancia y destacó que “desde que comenzó esta crisis mundial que afectó a nuestro país y región, hemos encarado tanto Municipio, Provincia como distintas instituciones un trabajo articulado. En este caso, agradezco la colaboración de PAE por los recursos sanitarios y la reparación edilicia del lugar para que todo
funcione bien de ser necesario”.

En ese tenor, el intendente reconoció que “si tenemos un eventual brote masivo del COVID-19, el trabajo fuerte de los hospitales y médicos será muy útil para poder descomprimir y reforzar la atención de los distintos centros de salud y nosocomios de la ciudad” al tiempo que ratificó la importancia de sostener un accionar coordinado entre todas las partes “para poder cuidar a nuestra población y estar siempre un paso adelante de cualquier problema que nos pueda traer esta pandemia”.