GODOY CRUZ (ADNSUR) - Mendoza está conmocionada por un nuevo caso de maltrato animal. En esta oportunidad, una pequeña perra que fue hallada con casi toda su piel arrancada en la zona de Luján de Cuyo, en las afueras de la capital provincial de Mendoza. 

Las personas que la rescataron la llevaron a una veterinaria donde la operaron y quedó internada. Los veterinarios indicaron que su pronóstico es reservado. "Estaba en carne viva", relataron quienes llevaron al animal hasta la veterinaria.

Según publicó Telefe Noticias, la bautizaron Paola y quedó internada en un centro de salud de Godoy Cruz.

A la perrita, alguien le cortó el cuero cabelludo y se lo arrancó hasta la altura de su pecho.

Una de las mujeres que se hizo cargo de Paola, anoche dio el parte médico por Facebook, en el cual indicó que está con pronóstico reservado y que hay que tener “esperanzas y paciencia”, para que la perra se recupere del salvaje ataque.