Por medio del relato de una nena de 6 años a los médicos del hospital Notti que estaban asistiéndole en un control de infecciones urinarias, les permitió descubrir que era abusada por su padre. El hombre está detenido desde mayo, y en las últimas horas la jueza a cargo de la causa le dictó la prisión preventiva. Ocurrió en Maipú, Mendoza.

A mediados del mes de mayo de este año, una mujer oriunda de la localidad de Juan Luis Beltrán, llevó a su hija al hospital pediátrico Notti de Guaymallén. La menor estaba realizando un tratamiento por infecciones urinarias, a lo que se le sumó una erupción en la piel. Pero para los médicos que la atendieron, este venía aparejado de otra situación.

Según informó el Diario Uno , en un momento en que los profesionales se quedaron solos con la nena, porque la madre había ido a realizar trámites por la obra social, le preguntaron por qué se hacía pis de noche. La nena les explicó que le daba miedo la oscuridad debido a que en los dibujitos animados de Bob Esponja el padre se mete en su cama y le toca en sus partes íntimas. Pero lo más alarmante fue cuando agregó que su padre también le hacía lo mismo y que era “un cochino, habría que atarle las manos”.

Cuando la madre de la niña regresó, le preguntaron si estaba al tanto de los hechos. La mamá de la nena negó todo y quiso llevársela, allí intervino el Equipo Técnico Interdisciplinario (ETI) y le quitó la tenencia durante 25 días, aproximadamente.

El día de la visita al hospital, hicieron la denuncia y se inició una investigación a cargo del fiscal de Delitos Sexuales Gustavo Stroppiana. Dos días después el magistrado ordenó la detención del padre de la menor y lo imputó por abuso sexual gravemente ultrajante agravado por el vínculo.

El mismo medio detalló que hasta el momento, la menor no está apta para declarar en cámara Gesell ya que volvió a vivir con su madre y desde entonces asegura en las entrevistas preliminares que es todo mentira y que su padre “es bueno”.

Sin embargo, la jueza Carolina Colucci le dictó la prisión preventiva al sospechoso, por lo que quedará alojado en el penal mientras avanza la investigación por el abuso sexual en Maipú.