CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Previo a los actos programados por el quinto aniversario de la muerte de Alberto Nisman, el agua de dos fuentes de Plaza de Mayo amanecieron este sábado teñidas de rojo. Las imágenes sorprendieron a los vecinos y se viralizaron en redes sociales. 

Desde el Gobierno de la Ciudad recordaron que las fuentes de Plaza de Mayo son patrimonio histórico. En ese sentido, explicaron que fueron prontamente limpiadas y aseguraron que en las próximas horas retomarán su funcionamiento habitual.

Según trascendió, quienes llevaron a cabo el operativo se hicieron pasar por turistas, sacaron fotos, filmaron y se fueron rápidamente para eludir la vigilancia de los uniformados que custodiaban la zona. “Creemos que va a durar poco”, anticipó uno de los autores del homenaje.

El agua de las fuentes fue teñida con un compuesto orgánico llamado anilina. La intervención se realizó en clara alusión a Nisman, que fue encontrado sin vida el 18 de enero de 2015 en su departamento en Puerto Madero.

La movilización para conmemorar los cinco años del fallecimiento del fiscal de la UFI-AMIA, que apareció muerto con un tiro en la cabeza en su departamento de Puerto Madero, está convocada a las 18:30 en la Plaza del Vaticano, frente al Teatro Colón.

El encuentro es organizado por el Equipo Republicano y el Equipo Banquemos, dos agrupaciones integradas por “ciudadanos independientes sin pertenencia partidaria”, que convocó a movilizarse bajo el lema “Justicia perseguirás. No fue suicidio, fue un magnicidio”.