En el área de Clínica Médica del Hospital Regional, Melisa Botha (25) este viernes rindió el trabajo de investigación final que le permitió convertirse en la primera médica comodorense en graduarse de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB), todo un orgullo para la educación pública y gratuita.

Cuando salió del exámen, Melisa fue recibida por sus padres, su hermana y una amiga de ella, quienes la acompañaron en este momento de felicidad. Es que ella, respetando los protocolos por la pandemia, le pidió a sus amigas y otros queridos que no se realice la tradicional celebración post graduación: en salud lo primero son los cuidados.

Histórico: se recibió la primera médica comodorense de la Universidad Nacional de la Patagonia

Melisa, quien se sumó a la barilochense Belén Paillalef, quien fue la primera graduada, en diálogo con ADNSUR no ocultó su felicidad por este momento. “Era algo que ansiábamos, estoy muy contenta de poder terminar, de haber podido llegar a tiempo al exámen de residencia que es la siguiente etapa. Se rinde el 25 de agosto, así que estoy contenta por eso”, dijo con la emoción todavía a cuestas.

En la charla, la joven valoró el esfuerzo de los estudiantes que dieron inicio a la primera camada de la carrera, pero también de los docentes y la universidad. También recordó las dificultades que trajo la pandemia para realizar la Práctica Final Obligatoria, y la posibilidad que les dio de ayudar en este difícil contexto. Es que tanto ella como otros compañeros estuvieron abocados al Plan Detectar o en otros servicios; en el caso de Melisa, el de guardia en el nosocomio, con todo lo que ello implica.

Melisa realizó su Práctica Final Obligatoria en el Hospital Regional, los Centros de Salud y también participó del Plan Detectar y cumplió servicios en la guardia del nosocomio.
Melisa realizó su Práctica Final Obligatoria en el Hospital Regional, los Centros de Salud y también participó del Plan Detectar y cumplió servicios en la guardia del nosocomio.

Melisa agradeció todo el acompañamiento que tuvieron este tiempo y al ser consultada por lo que significa ser la primera comodorense en recibirse de médica en la ciudad, deseó ser la primera de muchos, una señal de humildad. 

“Espero ser la primera de mucho más chicos que vengan detrás mío, ojala sirva para motivar a otros estudiantes que están empezando la universidad, que vean que se puede a pesar que es una carrera nueva que fue bastante criticada; que vean que todos ponen su granito de arena para que podamos aprender, tanto en la Universidad como en el Hospital Regional, todos están a predisposición para que podamos completar nuestro ciclo académico, para que nos sintamos cómodos y veamos en el Hospital a nuestro segundo hogar”, sentenció la joven, que siempre quiso ser médica, pero para no irse eligió Bioquímica, y luego al abrirse Medicina se cambió; todo un indicio de lo que significa la apertura de esta carrera en la universidad nacional.