BUENOS AIRES (ADNSUR) - Este viernes el Gobierno nacional autorizó que los niños y adolescentes, hijos de padres separados, puedan alternar entre las casas de sus padres, una vez por semana. 

Según detalla la Decisión Administrativa 703, la medida apunta a garantizar el derecho de los menores a “mantener relaciones personales y contacto directo con progenitores o referentes afectivos” en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Los chicos sólo podrán trasladarse una vez por semana y deberán portar completa la declaración jurada aprobada por la Resolución N° 132/20 del Ministerio de Desarrollo Social. En el caso de familias monoparentales podrán ir también al hogar de un “referente afectivo”.

La medida se tomó luego que una jueza declaró inconstitucional que se les impida a los hijos de padres separados cambiar de casa. 

En su fallo, la magistrada Agustina Díaz Cordero, a cargo del Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Civil Nº 23 tuvo en cuenta que con la triple prórroga del aislamiento muchos chicos quedaron bajo el cuidado exclusivo de un solo progenitor desde hace más de cuarenta días y, al mismo tiempo, se vieron privados del encuentro personal con el otro.