RUSIA -  En las redes sociales la consideraron una "heroína" y pidieron que se le erija un monumento. La protagonista de este homenaje es Jessie, una pequeña perrita que -al notar que un lobo se acercaba a su "pequeño humano" de 10 años- no dudó en enfrentar la amenaza. Así, logró salvar al niño, pero recibió graves heridas que le provocaron la muerte poco después.

Según informó el diario local Komiinform, el hecho ocurrió el 21 de diciembre por la tarde-noche en la localidad de Sindor (República de Komi, noroeste del país). En aquel momento, el joven llamado Yemelyan jugaba a las escondidas con sus amigos a la intemperie cuando el animal salvaje apareció en la zona. 

Al principio del video, filmado por una cámara de seguridad, se puede ver cómo el chico se escondió detrás de un montículo de nieve. Tiempo más tarde, apareció el depredador y por un momento miró hacia donde estaba Yemelyan. 

Segundos después, su mascota, una jack russell terrier llamada Jessie, olfateó al lobo y salió corriendo para ladrarle y enfrentarlo. El medio Komiinform afirmó que el cánido salvaje atrapó a la perra con su mandíbula y se lo llevó. 

El dueño, una vez que escuchó los chillidos de Jessie, se escapó en dirección a su casa. Su padre y los vecinos fueron a buscar al lobo, lograron que soltara a su presa y lo ahuyentaron. 

En un principio se dijo que la perra había muerto en el lugar, pero luego los familiares confirmaron que perdió la vida horas más tarde. 

"Aún estaba con vida, la llevamos a la clínica veterinaria de Syktyvkar, a unos 200 km de distancia. Alli nos avisaron que no podían hacer nada, y sólo le inyectaron un analgésico. Murió en los brazos de mi esposa", declaró el papá de Yemelyan, Ruslan, citado por el periódico The Sun.

Por otro lado, el hombre declaró al sitio Mashque era la primera vez que un lobo se acercaba tanto a su vivienda. Al cierre de esta nota, las autoridades continuaban buscando al lobo: los cazadores designados para la tarea tienen permiso para matarlo en caso de localizarlo, consignó The Sun.