En la apertura del Seminario de Litio en Sudamérica que se lleva adelante hasta este miércoles en Buenos Aires, el secretario de Minería de la Nación, Alberto Hensel, dijo que según un informe reciente del Banco Mundial la demanda de litio en el mundo aumentará un 950% hacia 2050, por la transición energética hacia la utilización de energías limpias para reemplazar a los combustibles fósiles. 

Además descartó que esté en los planes del Gobierno de Alberto Fernández “nacionalizar recursos, generar empresas estatales mineras o empresas estatales binacionales”. 

También, según consignó el sitio especializado Mining Press, Hensel adelantó que el Gobierno avanza en el diseño de un esquema de progresividad tributaria para la actividad minera, para fomentar las inversiones en el país. 

Renta minera

“Nosotros respetamos la estructuración que le han venido dando las jurisdicciones a cómo deben manejarse el negocio minero en cada una de las provincias. Nos parece muy importante y rescatamos la existencia de las empresas mineras a nivel provincial. Es una buena forma de participación en la renta minera que siempre suele ser un tema de discusión e interés para todas las partes”, dijo Hensel en la apertura en la que participaron varios gobernadores y el ministro de Hidrocarburos del Chubut, Martín Cerdá, como presidente del Consejo Federal Minero (COFEMIN).

En este contexto, el funcionario nacional enfatizó en la articulación público- privada, a partir de la previsibilidad y el largo plazo.

Según refirió el ministro, “en uno de los últimos informes, el Banco Mundial de cara al 2050 entiende que la demanda de los minerales críticos aumentará más del 950%, en el caso particular del litio”. 

“Esto es muy significativo -consideró-. Este aumento se dará por efecto del necesario proceso de transición energética hacia la utilización de energías limpias que debe llevar adelante la humanidad para descarbonizar la economía, disminuir los gases efecto invernadero, disminuir el consumo de combustibles fósiles”. 

Electromovilidad

Además resaltó que “hay una cuestión enormemente gravitante y es que el 80% de la demanda mundial del litio para la próxima década (2030) va a estar centrada en la electromovilidad, que será el principal destino del litio".

Gracias al potencial de reservas, Argentina forma parte del Triángulo del Litio, con Bolivia y Chile, lo cual despertó gran interés de muchos países que han decidido invertir en Argentina: Estados Unidos, Japón, Corea, Francia, China, Canadá, entre otros.

Según resaltó Hensel, Argentina hoy cuenta con un portfolio de 23 proyectos, entre aquellos que están en operación, ampliación, factibilidad, prefactibilidad y exploración avanzada.

Esto haría que el país pueda pasar de las 40.000 ton/año de carbonato de litio exportado a 300.000-320.000 ton/año gracias a los proyectos de Jujuy, Salta y Catamarca, “basándonos en recursos identificados que hoy están llegando a los 100 millones de toneladas de litio”, lo cual dijo “tiene que ver con el trabajo realizado por las empresas de las diversas jurisdicciones con este potencial que han decidido arriesgar y apostar a la Argentina". 

Enfatizó en la necesidad de medidas y trabajo en conjunto para desarrollar inversiones de gran magnitud a largo plazo y de alto riesgo que permitan a Argentina convertirse en protagonista de la electromovilidad, de la transición energética, a partir de incrementar la producción al 750%.

“Nosotros hemos planteado que Argentina tenía que tener un mapa de ruta o un marco general dentro del cual debe desenvolverse la minería. Y ahí surgió el Plan Estratégico para el Desarrollo Minero Argentino para los próximos 30 años que es una co-construcción entre vastos sectores de la sociedad Argentina”, dijo Hensel. 

“Estamos hablando del sector empresario, sindical, academias, universidades, gobiernos provinciales, actores políticos y sociales. Hemos podido definir una visión compartida del rol que pretendemos asegurarle a la minería en el desarrollo económico y social de nuestro país", añadió. 

“Somos conscientes que necesitamos acompañar con medidas de corto plazo, porque las condiciones en las que se encuentra nuestro país han conducido a tomar una serie de medidas que tienen que ver con aspectos que pueden llegar a restringir u obstaculizar la inversión y eso es parte del análisis y del trabajo que se lleva adelante desde el Gobierno", agregó en este sentido.

Y recordó la reciente reglamentación del Decreto 234/21: “Nosotros tenemos hoy una restricción de acceso al Mercado Único Libre de Cambios pero las restricciones en general tienen carácter temporal. Quisimos dar un paso más allá pensando fundamentalmente en el sector de la minería que siempre demanda grandes inversiones, máxime teniendo en cuenta la gran cantidad de proyectos en estado avanzado".

El decreto refiere a las inversiones mineras. “No existen otras inversiones en la Argentina que superen los US$ 100 millones de dólares”, afirmó. Y ejemplificó: "Si uno toma los 23 proyectos de litio, que es la parte más fuerte del portfolio, van a demandar inversiones superiores a los 100 millones de dólares y encaja perfectamente dentro de la normativa que hemos impulsado desde el Ministerio de Desarrollo Productivo y la Secretaría de Minería en conjunto con el Ministerio de Economía”.

Cuestión tributaria

Remarcó el esfuerzo y el compromiso de los gobernadores para poner en valor ese enorme potencial geológico minero y definió: “En virtud de la aceleración de los precios a nivel internacional es un gran momento para empezar a hablar de progresividad en la aplicación de algunos de los tributos que tienen una enorme regresividad y que a veces les complican el negocio minero”. 

Por eso, precisó, “estamos trabajando en una mesa técnica para llevar adelante una primera experiencia que está vinculada a los derechos de exportación, comúnmente conocidos como retenciones. Me parece que hay que aprovechar la aceleración de precios para llevar adelante esta experiencia”.

“Vemos muy positivo y trascendente la conformación de la Mesa del Litio que han llevado adelante las provincias de Jujuy, Catamarca y Salta, en un trabajo articulado donde también tenemos un rol que cumplir desde el Gobierno Nacional”, dijo. 

Y finalizó: “Demuestra mucha madurez y fortaleza institucional. Traerá aparejado una estrategia común de desarrollo con relación al litio y además, de todo lo que tiene que ver con el fortalecimiento de la cadena de valor y el desarrollo de proveedores que también es muy importante".