La tradicional empresa de alfajores Havanna quedó en el centro de una polémica mediática en la que miles de consumidores de todo el país plantearon el #ChauHavanna, ante la decisión de la compañía de pasar a elaborar algunos de sus productos con una variedad de trigo transgénica.

El tema se instaló luego que la compañía y una empresa agropecuaria, Bioceres, firmaran un convenio días atrás para usar una variedad de trigo HB4, que es modificada genéticamente.

Si bien la mayoría de los cereales y productos del campo que se consumen en el mundo cuentan con este tipo de modificación, desde la Asociación Argentina de Abogades Ambientalistas expresaron su rechazo en redes sociales donde impulsó una iniciativa con el fin de juntar firmas en rechazo al proyecto.

"Este trigo es resistente al glufosinato de amonio, peligro para la salud, biodiversidad y el ambiente. Esta autorización es solo un avance del agronegocio sobre la alimentación de nuestros pueblos y sobre nuestra agricultura que no podemos aceptar", aseguraron.

El tema hizo que se viralizaran imágenes del tradicional envoltorio de los alfajores y conitos con una supuesta admisión de los riesgos de su consumo.

Desde la empresa, en cambio, días atrás justificaron ese convenio en los beneficios ecológicos para el medio ambiente del uso de ese tipo de trigo.

"Creemos que los avances científicos que fomentan el cuidado del ambiente y los recursos naturales son claves para el futuro y deben ser incorporados paulatinamente dentro de las lógicas de producción del mercado alimenticio, El acuerdo nos pone en sintonía con los nuevos paradigmas que se vienen y nos desafía a diseñar en conjunto productos sustentables con los diferenciales que siempre nos caracterizan: ricos, reconfortantes y de alta calidad”, subrayó el empresario", destacaron desde la firma.

Tweet de Canal Abierto