NEUQUÉN (ADNSUR) - Hasta 15 cuadras de fila para cargar nafta se observaban este viernes por la tarde en la ciudad neuquina de San Martín de los Andes, debido a los cortes de las rutas que van hacia Vaca Muerta y el consecuente desabastecimiento de combustible que ya se siente en esa zona patagónica.

Pero además de la fila de autos para reabastecerse de combustible en las tres estaciones de servicio del centro de la mencionada localidad, también hay personas con bidones haciendo la fila para tratar de comprar nafta

Algunas de las personas que esperan en sus autos directamente decidieron dormir durante la noche del jueves dentro de sus vehículos, con la esperanza de que hoy se termine su martirio con el simple objetivo de poder llenar el tanque de combustible.

Las tres estaciones de servicio del centro de San Martín de los Andes, que el jueves se quedaron sin nafta, se abastecen de la zona de Plaza Huincul. Pero como los camiones cisterna no están saliendo desde allí por los cortes de ruta del personal sanitario ahora el combustible súper y la Infinia están llegando desde Comodoro Rivadavia, en la costa atlántica. Aunque lo hace a cuentagotas, ya que el jueves solo arribó un camión al sur de Neuquén.

Sin embargo, la nafta diesel está llegando desde La Matanza y Mar del Plata, pero como este viernes todavía no llegó ningún cisterna los conductores no están pudiendo cargar ese combustible en sus vehículos. Por ahora, hoy solo se descargaron un promedio de 16.000 litros de nafta súper e Infinia en cada una de las tres estaciones de servicio.

Por su parte, la provincia de Neuquén está dejando de recaudar regalías por siete millones de pesos diarios y las operadoras petroleras acumulan pérdidas por 12 millones de dólares cada 24 horas, a raíz de los bloqueos de rutas que realiza el personal autoconvocado de Salud en las rutas que van hacia el yacimiento de Vaca Muerta.

Así lo estimó este viernes el ministro de Energía provincial, Alejandro Monteiro, que además precisó que ya se paralizó la producción por tres millones de metros cúbicos diarios de gas y ocho mil barriles diarios de petróleo.

“Hay producción que se ha tenido que cerrar por el abastecimiento de insumos en plantas de tratamiento, o porque no se puede realizar la evacuación de petróleo o líquidos asociados por camiones”, explicó el funcionario en declaraciones radiales.

Según Monteiro, las operadores pierden unos 12 millones de dólares diarios por costos improductivos, ya que deben seguir en mantenimiento los equipos, informó TN.