COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - A fines de septiembre se dispuso nuevamente el cierre de La Saladita para evitar la propagación del Coronavirus en la ciudad y desde entonces los más de 500 vecinos que trabajan en este centro comercial a cielo abierto se ven imposibilitados de generar ingresos.

“No nos permiten abrir la feria”, manifestó Ruth Torres, vocera de los trabajadores de la Feria que se emplaza en el corazón del barrio Quirno Costa de Comodoro Rivadavia. Y explicó que “supuestamente era cerrar por 30 días, por el nivel de contagios que había, y ahora salió el decreto de Nación por 15 días más”. 

La gente está esperando la respuesta porque ya no podemos seguir parados. Llevamos parados seis meses”, dijo Torres a Con Sello Patagónico.  Y explicó: “La gente necesita pagar sus impuestos, llevar a alimentos a sus casas, además de cubrir otras necesidades”.

Los feriantes de mucho tiempo y que trabajaron en período de pandemia recibieron una ayuda económica de 10 mil pesos por parte del municipio, pero no los temporales. “Se entregó una nota donde esperábamos que se le de la ayuda a todos los feriantes y están haciendo un relevamiento. Esperemos que estén todos porque ahora la situación económica es muy crítica, no llegas a fin de mes”. 

A modo ejemplo, Ruth indicó que, “si bien hay gente que cobra una asignación familiar, otros la tarjeta social alimentaria y sumados los 10 mil pesos, aún ello no alcanza para cubrir las necesidades de una familia, ante la inflación”. 

“No quiere decir que con los 10 mil pesos al mes la gente pueda vivir, necesita trabajar”, apuntó. 

Asimismo, hizo énfasis en que en la Feria no hubo contagios y se ha sido muy estricto con la aplicación del protocolo y los controles. “Tenemos todo Comodoro trabajando en forma normal y me parece bien, todos tenemos buscar la manera de sobrevivir”, concluyó.